Lanús: Vecinos de Campomar denuncian la instalación de una “grasera”: “Somos un barrio contaminado”

Vecinos del barrio Camponar marcharon a la Municipalidad de Lanús para reclamar que no se abra una nueva “grasera” en el barrio debido a la contaminación que eso genera y denuncian que “no se puede respirar” del olor que genera.

“Llevamos una lucha de más de 30 años contra otras graseras, somos un barrio altamente contaminado”, advirtió Ailin Leiva, vecina del barrio, describió: “En el barrio hay otros tipos de fábricas, estamos a tres cuadras del riachuelo, a tres cuadras está la plaza, está la escuela, un jardín de infantes, una sociedad de fomento, la canchad de futbol que cobija a más de 70 chicos, Campomar está conectado con las actividades culturales de otros barrios y en frente de todo eso está la ex Nidera, que era una aceitera, y ahí van a abrir una nueva”.

“Nos enteramos que hubo un arreglo para abrir en ese lugar una grasería que iba a fabricar grasa, aceite y margarina. Eso nos cuenta un vecino y decidimos movilizarnos, pero no obtuvimos ninguna respuesta”, aseveró la mujer.

Indicó, en ese sentido, que se comunicaron con el dueño lugar quien les confirmó que se iba a abrir una nueva “grasera”: “Nos dijo honestamente que ellos tenían máquinas de alta tecnología, pero que no iban a tirar olor a rosa, pero que iba a tener un 60% menos de olor”.

Al respecto, la vecina reclamó: “Nosotros ya tenemos olor 24/7, todos lo días. A veces parece que en el barrio están haciendo torta frita y otras veces parece que se está pudriendo. Siempre tenemos olor, somo el barrio el olor”.

Ante esta situación, se movilizaron a las puertas de la Municipalidad pero “no salió nadie” para dar una explicación. Tras varios minutos, lograron reunirse con representantes del Municipio, quienes les aclararon que la responsabilidad era del OPDS (Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable”.

“Nos dijeron que se iba a fabricar grasa refinada empaquetada para comestible, que es lo mismo que ya hace Ebos y Mapar. Nos dijeron que el reclamo no tenía anda que ver con ellos, que tenía que ir a Provincia porque nuestro barrio figura como bario exclusivo de fábrica, entonces si es así porqué nos cobran el ABL como si fuéramos barrio residencial”, se quejó Ailin y criticó que el organismo haya habilitado una nueva grasera “en un lugar que está altamente contaminado”.

Ante la falta de respuesta del Ejecutivo local y provincial, los vecinos organizan una nueva movilización para exigir que no se instale una nueva grasera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *