La UCR Avellaneda, salió a bancar a Landaburu, pero …

Luego de las declaraciones que el concejal Fernando Landaburu, exteriorizó en un acto de la UCR Avellaneda con motivo de la visita del gobernador de Jujuy Gerardo Morales, se presentó un expediente de repudio en el HCD de Avellaneda para repudiar los dichos del dirigente radical que fue aprobado y generó tensiones.

El expediente fue presentado por Rodrigo Alegre y se estableció “el repudio y rechazo a los dichos realizados por el concejal, en el acto público partidario realizado el 4 de agosto del 2022 al decir tenemos a alguien que, a Sala, la metió presa y hoy esta acá, en alusión a la presencia de Morales”.

“Repudiamos las barbaridades dichas por el concejal, en un acto partidario expuso con un orgullo perverso, la metodología de persecución política y judicial, pero los más grave no son estas acusaciones sin fundamento, sino el modo en el que el señor Landaburu se ufana del encarcelamiento de una referente social y líder popular como lo es la compañera Sala”, planteó.

Y agregó: “Un dirigente político, en democracia, de ninguna manera puede estar orgulloso de la persecución política a un líder opositor a través de un sistema judicial, es por eso que repudiamos los dichos del concejal, solicitamos una explicación y le damos la oportunidad que se retracte en este momento”.

Si bien parecería darle demasiada dimensión a las palabras de Landaburu, guste o no, hay que separar las cosas, los dichos de Fernando Landaburu no son un elogio a Morales que si es inteligente no debería reunirse con personajes poco inteligentes, porque reconoce en sus dichos una intervención de Morales en las causas y condenas a Milagros Salas, quien aún siendo culpable, tiene las garantías constitucionales de un proceso judicial transparente.

Ya a esta altura no se puede negar que la UCR Avellaneda es patética, porque son varios los escándalos protagonizados por Landaburu y siguen mirando para otro lado, desde vandalizar muros de escuelas, lo que también es un delito penal, a encubrir actos discriminatorios contra una militante, dividir a los militantes con su infidelidad que por las características dejó la esfera de la intimidad para ser una novela de mentiras, engaños, política y ambición.

La UCR Avellaneda, sigue un camino de destrucción y descenso que no se detiene, sería muy sano que antes de publicar comunicados piensen que quieren comunicar.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.