La Policía Bonaerense deberá devolver patrulleros de alta gama a dos narcos

La Policía Bonaerense deberá devolver dos autos de alta gama que habían sido secuestrados a narcotraficantes y que fueron destinados a ampliar la flota de patrulleros a sus antiguos propietarios, dos narcos condenados.

En 2017, Jaime Rosado y Hugo Alberto Rivas fueron detenidos en varios allanamientos en la Provincia, durante los cuales se secuestraron 40 kilos de cocaína. La investigación llevada adelante indicó que parte de la venta de la droga había sido cobrada con vehículos de alta gama. Por eso, se les habían secuestrado y decomisado un Mercedes Benz C200 Kompressor y un Peugeot RCZ.

De esta manera, los dos autos fueron incorporados a la Policía Bonaerense, en un acto presidido por el entonces ministro de Seguridad, Cristian Ritondo.

Mientras tanto, la causa en contra de Rosado y Rivas llegó a juicio oral, donde recientemente fueron condenados a cinco años y seis meses, y cinco años de prisión, respectivamente.

Sin embargo, el Tribunal Oral Federal 1, compuesto por los camaristas Nelson Jarazzo, Nicolás Toselli y Ricardo Basílico, consideró que no había quedado demostrado que los dos vehículos habían sido adquiridos por la venta de drogas, no avalando la solicitud del fiscal Hernán Schapiro de decomiso definitivo.

Para los jueces, “los automóviles no fueron instrumento de la tenencia” de la droga que vendían, por lo que ordenaron que los vehículos fueran restituidos a los acusados.

Sin embargo, el Peugeot RCZ ya no existe, luego de que lo chocaran en la Autopista Buenos Aires-La Plata en 2018, cuando dos autos que circulaban por la autovía chocaron y embistieron al patrullero de alta gama, que se encontraba en un puesto policial, provocando su destrucción total. En consecuencia, se deberá indemnizar a sus antiguos dueños.

La iniciativa política del gobierno de Mauricio Macri de ostentar y demostrar un cambio al usar vehículos de alta gama para la flota de las fuerzas de seguridad fueron un fracaso y una pésima idea, la Ferrari entregada a la Prefectura Naval duró un par de meses ya que no podían costear el mantenimiento y los repuestos, ahora el Estado deberá indemnizar a los dueños por la destrucción del Peugeot RCZ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *