La Plata:Escándalo en la Legislatura, casi linchan a 3 jueces acusados de proteger a padres pedófilos

escándalo-legislatura-bonaerenseEl Senado trató esta tarde el enjuiciamiento a de los Jueces que integran el Tribunal de Familia N°3 de Lomas de Zamora que son denunciados de otorgar la tenencia de niños a padres acusados de todo tipo de acosos. Los magistrados quisieron presenciar la audiencia, no pudieron y fueron identificados por los familiares damnificados. Ante la indignación de estas madres, los jueces debieron escapar y esconderse.

Esta tarde, la Secretaría de Enjuiciamiento del Senado bonaerense trató un pedido destitución de los jueces que integran el Tribunal de Familia n°3 de Lomas de Zamora, Enrique Quiroga, Roxana del Río y María Silvia Villaverde, acusados por más de 40 familias de otorgar la tenencia de sus hijos a padres acusados por violencia y abuso sexual.

Los magistrados se acercaron al Senado porque pretendían presenciar la audiencia, algo que les fue negado. Cuando se retiraban del edificio por la Cámara de Diputados, Quiroga, del Río y Villaverde fueron identificados por los familiares denunciantes, que se brotaron de indignación. Acorralados, los jueces intentaron escapar despavoridos y debió interceder la seguridad de la Legislatura para evitar que sean linchados.

“Todo eran gritos y corridas. Fue un escándalo, a Villaverde la agarraron de los pelos. La gente estaba muy enojada”, comentó a INFOBLANCOSOBRENEGRO un testigo presencial del hecho.

Quiroga, que en una ocasión fue grabado mientras maltrataba a una madre que había denunciado que sus hijos eran abusados por su ex marido, comenzó a correr hasta esconderse en la oficina de sonido del recinto, donde debió ser custodiado por personal de seguridad. Las otras dos juezas se resguardaron en el hall de la Presidencia de la Cámara de Diputados.

Finalmente, el Senado resolvió iniciar una investigación a los jueces denunciados, en lo que sería el primer paso de una futura destitución. Los familiares se reunieron en un pasillo y comenzaron a relatar sus casos y a comentar la impunidad con que se manejan los magistrados.

“Nadie puede decirles nada a los jueces. Son intocables”, comentó una escribana que denuncia que por orden de uno de estos funcionarios judiciales le fue quitada forzosamente la tenencia de sus hijos para dársela a su ex esposo acusado en reiteradas oportunidades de abusar de los niños.

“Alguien que se excita sexualmente con su hijo no es un padre, es un pedófilo, un abusador”, aseguró una madre que en 2012 fue separada de sus hijos y no los pudo volver a ver. “Estos jueces son los culpables de que 40 chicos permanezcan secuestrados por sus abusadores”, completó.

Los magistrados siguen ejerciendo sus funciones y los familiares aseguran que por ejemplo en el día de hoy estuvieron tomando exámenes a aspirantes a juez. “¿Cómo van a ser los nuevos jueces si ellos los evalúan?”, se preguntó una denunciante y agregó: “Por lo menos hoy funcionaron las instituciones y votaron por investigar a los jueces, esperemos que sean recusados”.


EL NEFASTO PROCEDER DE LOS JUECES

Un grupo de padres, en su mayoría mujeres y algunos hombres, denuncian que Enrique Quiroga, Roxana del Río y María Silvia Villaverde otorgan la tenencia de sus hijos a padres acusados por violencia y abuso sexual. Los cambios de tenencia lo hacen por medio de operativos policiales que sacan a los niños de sus casas y los fuerzan a vivir con su padre, prohibiendo todo contacto con la madre.

Las sentencias se basan en el diagnóstico de síndrome de alienación parental (SAP), una teoría que se refiere a un desorden que padecen los chicos en casos de divorcio por el cual experimentan un profundo rechazo hacia el padre, que fue reiteradamente desacreditada por organismos profesionales en todo el mundo.

Uno de los casos es el de Andrea Vázquez, quien fue abruptamente separada de sus hijos tras iniciar un juicio contra su ex marido por golpear a los niños. Un comando policial de once personas uniformadas y armadas allanó su casa y se llevó a sus dos hijos de tres y once años; al tercero de diez años lo sacaron de una clase en el colegio.

Cuando Andrea acudió desesperada a la comisaría, le explicaron que el operativo había sido “por orden del juez”. La medida había sido dispuesta por el Tribunal de Familia n°3 de Lomas de Zamora, integrado por Quiroga, Villaverde y del Río.

Han pasado más de dos años y desde entonces Andrea tiene una orden de restricción que le prohíbe a ella, o a cualquier familiar o allegado suyo, tener contacto con los chicos.

Los testimonios donde los niños decían que su padre “es una mala persona”, “nos tortura” y ruegan volver con su madre, fueron completamente desacreditados bajo el juicio del SAP. También hicieron caso a omiso a los actos de violencia que denunció Andrea desde un principio, sin realizar ninguna investigación al respecto, haciéndose notorio el privilegio que dieron los jueces a la palabra del padre.

El organismo zonal de protección y promoción de los derechos de niño elaboró un informe en el que se acredita la situación de abuso y recomiendan interrumpir el régimen de visitas que entonces cumplían con el progenitor.

En su lucha, estas madres se encontraron con otras que padecían la misma realidad y juntas organizaron varias movilizaciones masivas, llevando el lema “Inmediata restitución de los niños secuestrados por los jueces Villaverde, del Río y Quiróga”.

Las víctimas del SAP y de la misoginia judicial se encuentran nucleadas en la organización “SUMATE Basta de Abusos”, fundada por Andrea Vázquez. A través de ella acuden a todo tipo de organismos en busca de ayuda, Defensorías, Secretaría de Derechos Humanos, Gobierno de Buenos Aires, Ministerio de Justicia, Ministerio de Desarrollo Social, todo tipo de ONG en la materia.


Madres agrupadas denuncian a los jueces del Tribunal de Familia n°3 de Lomas de Zamora

Maltrato del juez Enrique Quiroga a una madre

 

Fuente: Agencia de Noticias Blanco sobre Negro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.