La mitad de las mujeres solteras ya no están interesadas en casarse

Una encuesta revela que son mujeres que privilegian la libertad y disfrutan la soledad. Algo diferente a lo que sucede con los hombres, que están más pendientes que ellas de la boda.

Según detalla el relevamiento de la consultora D’Alessio Irol, “durante muchos años la única opción que les ofrecía la sociedad a las mujeres era casarse, tener hijos y atender su hogar. Pero en la actualidad el abanico de posibilidades se amplió, y casarse ya no es el principal objetivo. El motivo más importante esgrimido es que no creen en el matrimonio como institución”.

En este sentido, el informe muestra muestra que el 47% de las consultadas piensa que cree que puede ser feliz estando sola. Aunque el 40% reconoce que casarse está en los planes del futuro, y de este grupo, ocho de cada 10 no renunciaría a su trabajo al contraer matrimonio para convertirse en un ama de casa tradicional.

“La mujer ya no depende de un casamiento para ser aceptada socialmente”, resume la filósofa Esther Díaz. Y agrega que “ha decidido que se puede tener una vida plena sin necesariamente estar atada a un hombre, de manera que si estuviera con un hombre sería un acto de libertad”.

La encuesta también revela que a diferencia de lo que se cree, son menos los hombres que no tienen planes de casarse (38%) y más los que sí (52%), respecto de las mujeres. “El hombre se siente raro frente a esta mujer que necesita algo más que un hombre proveedor. Y el hombre sigue buscando esa mujer-madre que lo cuide ”, reflexiona en diálogo con el diario Clarín la psicóloga y sexóloga clínica Diana Resnicoff.

Sin embargo, el escritor Sergio Sinay difiere de esa visión: “El matrimonio es una asignatura femenina más que masculina”, afirma. Aunque al mismo tiempo admite que observa un sustancial cambio en el rol social de la mujer. “Ya no se considera ‘solterona’ o ‘fracasada’ a una mujer que no está casada o que no fue madre antes de los 30 y pico”.

Un comentario de “La mitad de las mujeres solteras ya no están interesadas en casarse

  1. Los recuerdos de boda. Las bodas están cada ventaja más sofisticadas y glamorosas. La presencia y la cobertura de los recuerdos de boda deben emanar únicas y llamativas. A menudo la opción de que forma se presenta un recuerdo de boda le dichoso al provisionalmente un apariencia memorable. Complaciente os olvidéis que esos recuerdos de boda están una manera de agradecer a los invitados su socorro. Los recuerdos o recordatorios de boda suelen individuo decorativos, complementando la decoración de las mesas del comilona o el próximo de la carnaval. De que forma sucede con toda la demás decoración de la boda, los obsequios deben espejar el grado de puntualidad de la boda y el condición de la pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *