La familia de Wanda apeló la condena de Vázquez y pidió perpetua

Para el abogado de los Taddei, Leonardo Rombolá, el asesinato fue “planificado” y no bajo “estado de emoción violenta”, como lo entendió el Tribunal Oral en lo Criminal 20 cuando dictó la condena de 18 años de prisión para el ex baterista de Callejeros por la muerte de su mujer.

La familia de Wanda Taddei, quien murió quemada en 2010 tras ser rociada con alcohol, apeló la sentencia que impuso 18 años de prisión al ex baterista de Callejeros, Eduardo Vázquez, marido de la víctima, y pidió que sea condenado a prisión perpetua.

Rombolá expuso en su escrito que la actitud de Vázquez de “tomar una botella de alcohol, destaparla, rociar el cuerpo de su esposa para finalizar el proceso con el encendido de un elemento flamígero y así producir la ignición deseada” prueba que fue un hecho reflexivo y planificado.

Agregó que “la acción emprendida” por Vázquez, actualmente detenido en la cárcel de Ezeiza, ”fue preordenada en una única dirección, realizar el ataque contra Wanda Taddei, utilizando el elemento mentalmente escogido con anterioridad”.

Para el abogado querellante, “el hecho de trasladarla (a la joven) hasta el nosocomio más cercano de manera alguna resta virtualidad al emprendimiento disvalioso, consciente y aceptado por parte del imputado”.

En la apelación, se cuestionó también que el TOC 20 concluyera que el ataque de Vázquez estuviera precedido por una discusión o pelea entre los cónyuges.

La querella indicó que los jueces llegaron a esa “errónea conclusión” basados en dichos del propio condenado, que en el juicio declaró que esa noche Wanda se enojó con él porque regresó tarde de ensayar y eso derivó en una discusión en la que ella lo golpeó con una botella de alcohol.

En el recurso se recordó que el padre de la víctima, Jorge Taddei, y los hermanos, Rubén y Nadia, declararon como testigos haber presenciado reiteradas situaciones de agresión verbal por parte de Vázquez a su esposa.

La sentencia del TOC 20 también fue apelada en las últimas horas por el fiscal Oscar Ciruzzi, que también insistió con la condena a perpetua, como lo había hecho en los alegatos, y descartó la  emoción violenta a raíz de un “estrés postraumático” causado por el incendio en Cromañón.

Ciruzzi recordó que el propio Vásquez relató que, tras discutir con Wanda, intentó hacer ejercicios de relajación con la respiración, y hasta se prendió un cigarrillo, lo que no se equipara con un estado de emoción violenta.

También dijo que no está probado que durante la pelea Wanda haya cortado la luz de la casa, lo que le habría traído a Vásquez el recuerdo de Cromañón, y que ese dato sólo surge de lo declarado por el imputado.

Por su parte, el abogado Eduardo Guarna, defensor de Vázquez, pidió la nulidad de todo el proceso e insistió en que el hecho se trató de un accidente y no hubo por parte del músico intención de matar.

Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.