La Corte Suprema desestimó el pedido del fiscal Raúl Pleé para reponer al juez Cabral en Casación

Corte-Suprema2El tribunal entendió que debe esperarse un juicio sobre la ley. El magistrado fue desplazado antes de fallar sobre la constitucionalidad del memorándum con Irán. El caso será resuelto por los nuevos subrogantes.

La Corte Suprema de Justicia se abstuvo de resolver hoy un pedido del fiscal Raúl Pleé para que Luis María Cabral vuelva a ocupar su lugar en la sala de la cámara de Casación Penal, de donde fue removido por decisión del Consejo de la Magistratura. En paralelo, el máximo tribunal en materia penal del país resolvió avanzar en las causas en trámite con sus nueva integración.

La Corte consideró que no es posible analizar el caso por la vía de superintendencia. «El tribunal no se expide sobre la legitimidad de la subrogancia, ni sobre la constitucionalidad de la ley, porque así lo ha hecho en numerosos casos anteriores». Aclaró que esa no es la vía y que el tema debe ser planteado en una causa judicial.
En un escrito reproducido por el Centro de Información Judicial, enfatizó los precedentes en los cuales el cuerpo rechazó intervenir en casos similares por la vía administrativa. «La definición acerca de la legitimidad de las subrogancias o de las leyes sólo puede hacer por vía judicial, ya que es la única manera de respetar los procedimientos vigentes y preservar el derecho de defensa de las partes», indicó.
El pedido de Pleé fue elevado hoy por Juan Carlos Gemigani, presidente de la sala que interviene en la discusión sobre el memorándum con Irán por la causa AMIA. El fiscal sostenía que Cabral debía ser quien fallara por ser el «juez natural» de la sala.

Nuevos miembros para causas en curso
 

En un plenario que reunió a magistrados de sus cuatro salas, la Cámara Federal de Casación Penal resolvió hoy que sean sus nuevos integrantes los que intervengan en las causas en trámite. De la resolución, también publicada por el CIJ, se desprende un respaldo a la decisión del Consejo de la Magistratura y un consecuente rechazo a la posibilidad de que Cabral vuelva a su puesto.

La jueza Ana María Figueroa presidió el plenario del que participaron sus pares de la Sala I Gustavo Hornos y Claudio Vázquez (abogado asumido el viernes pasado tras el desplazamiento de Cabral), de la Sala II Pedro David y Alejandro Slokar, de la Sala III Liliana Catucci y Eduardo Riggi y de la Sala IV Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani.

En la reunión se trató «la integridad del cuerpo». Y se decidió que cada sala resuelva cómo se conforma, quién la preside y cuándo son las audiencias. La sala I adelantó que continuará con las causas que allí se tramitan con la nueva conformación; es decir, el memorándum será resuelto con Vázquez y no con Cabral.

Cabral, quien en varias oportunidades hizo públicas sus diferencias con el kirchnerismo, había adelantado su voto en torno al planteo de inconstitucionalidad que enfrenta al acuerdo la semana pasada. Su pronunciamiento fue guardado en una caja fuerte y, desde que fue desplazado, abundaron las interpretaciones de juristas y abogados que creen que debería ser tenido en cuenta.

Ante la incertidumbre, la sala postergó la audiencia de hoy. Ayer Cabral presentó un acción con una medida cautelar para que sea repuesto en su lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.