La Corte Suprema anuló el fallo que prohibía designar a los legisladores en la Magistratura y tomó el control del Consejo de la Magistratura

En un hecho insólito y grave desde la jurídico e institucional La Suprema Corte con sus últimas resoluciones invade competencias de los otros dos poderes al tomar medidas que corresponden al Poder Ejecutivo y al Legislativo, como nunca en la historia de la Argentina, esta Corte literalmente se consideran «SUPREMOS».

La Corte Suprema de Justicio anuló la decisión del juez federal de Paraná, Daniel Alonso, quien había prohibido a las cámaras de Diputados y Senadores que designen a sus representantes para completar la formación del Consejo de la Magistratura.

Según el tribunal, el juez entrerriano “actuó con ostensible ausencia de jurisdicción, creando sin fundamento alguno el título para justificar su competencia e irrumpir de manera absolutamente irregular en la ejecución de la sentencia firme dictada por este Tribunal”.

“Al disponer la medida interina referida, el magistrado claramente se entrometió en la decisión de esta Corte que ordenó que el Consejo de la Magistratura llevase a cabo las acciones necesarias a fin de cumplir con el sistema de integración del cuerpo, para lo cual debían ser elegidos e incorporados al órgano los representantes necesarios para completar la composición”, reprochó el máximo tribunal.

El Supremo sostuvo que Alonso, “al disponer como medida interina que las cámaras del Congreso no envíen a sus representantes al Consejo de la Magistratura, se alzó de manera flagrante y directa contra un pronunciamiento firme de este Tribunal pretendiendo imposibilitar su cumplimiento”.

“Este alzamiento contra el Máximo Tribunal del país conlleva un grave desconocimiento de la superior autoridad de la que esta Corte está institucionalmente investida”, advirtieron en su fallo los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda.

Tras el fallo quedó removido el último obstáculo que tenían la presidente del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, y su par de Diputados, Sergio Massa, para aprobar la designación de los consejeros que deben completar la integración del Consejo de la Magistratura.

El presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, asumió al frente del Consejo de la Magistratura a través de una resolución del máximo tribunal emitida este mediodía, en la que establece que se “disponga lo necesario” para que la nueva autoridad del organismo “reciba de los nuevos consejeros el juramento de ley”, acorde con lo establecido en el fallo que dictara de diciembre pasado.

Rosatti asumió como nuevo presidente del Consejo de la Magistratura, al cumplirse el plazo otorgado por la Corte al Congreso para aprobar una nueva composición de ese organismo. La Corte, ordenó que se “disponga lo necesario” para que la nueva autoridad “reciba de los nuevos consejeros el juramento de la ley”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.