La Corte Bonaerense ordenó a los jueces economizar energía y pintar despachos de blanco

Corte-Bonaerense-reunión  En el marco del ahogo financiero que el oficialismo impone al Poder Judicial, la Corte difundió una directiva con órdenes precisas: apagar computadoras al final de la jornada laboral y restringir la iluminación en los pasillos. También, ahorrar en el uso de ascensores y fotocopiadoras. Convocan a comprar luces bajo consumo.

La Suprema Corte bonaerense convocó hoy a todos los jueces de la Provincia a sumarse a un plan de ahorro eléctrico, “ante la situación actual de emergencia”, con acciones concretas como apagar luces y computadoras, ahorrar iluminación en pasillos y pintar las oficinas de color blanco

La medida se enmarca en la puja entre el Gobierno y el Poder Judicial, que tiene su campo de batalla en la cuestión presupuestaria, aunque su origen es político. Es que el oficialismo congeló las leyes de autarquía que hubieran implicado unos 5 mil millones de pesos «extra» para este año. Además, retiró numerosos pliegos de jueces y no comprometió obras hacia Tribunales.

Asfixiado presupuestariamente, el máximo tribunal difundió su malestar a través de la resolución 33/16, que lleva la firma del presidente de la Suprema Corte, Juan Carlos Hitters, y el secretario, Néstor Trabucco. En el documento, piden “apagar las luces encendidas en oficinas, baños, cocinas y todo otro ambiente del organismo o dependencia en ausencia de personal, como así también al finalizar la jornada laboral, durante la noche, días festivos y fines de semana”.

Además, proponen “proseguir con la instalación de lámparas de bajo consumo, realizar la limpieza y el mantenimiento periódico de artefactos y lámparas para conservar su eficiencia original”. Y recomiendan a los magistrados que pinten con “colores claros” los muros y cielorrasos ya que “coadyuva a mejorar las condiciones de luminosidad”.

También ordena “restringir la iluminación de halls, pasillos comunes y los ornamentales de los edificios, sin que se resienta la seguridad de dichos lugares”, así como prestar atención al uso de los aires acondicionados y “apagar las computadoras de manera completa incluyendo monitor, impresoras y scanner, al finalizar la jornada laboral, debiendo extremarse tal recaudo en la jornada anterior al comienzo de los días festivos y fines de semana”. En cuanto a las fotocopiadoras, deberán configurarse “en modo de ahorro de energía durante el horario laboral y apagarlas en forma completa al finalizar la jornada laboral”.

Por último, piden reducir “el funcionamiento de ascensores en servicio en aquellos edificios donde la cantidad y distribución lo permita, luego de las 15 horas”. Como medida adicional para el ahorro de energía, el tribunal dispuso “propiciar la finalización de las tareas de limpieza antes de las 18:00 hs”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.