Haedo: Persiguen y detienen a falso policía

  El malviviente, de 34 años, fue detenido en la vía pública en la localidad de Haedo. Utilizaba para cometer sus delitos un Peugeot 405, vehículo que fue perseguido y apresado por las fuerzas de seguridad.

Las autoridades policiales lograron detener a un individuo de 34 años, quien fingía ser integrante de la Policía de la provincia de Buenos Aires para consumar entraderas en el oeste del conurbano. El sujeto, que utilizaba un uniforme para efectuar los asaltos, fue apresado por los servidores públicos en la localidad de Haedo, en el partido de Morón.

De acuerdo a lo revelado por los voceros de los tribunales de Morón, el delincuente, llamado Juan Maximiliano, era seguido por los pesquisas policiales de la comisaría 1ª de Morón y de la Delegación Departamental de Investigaciones de José C. Paz, ya que aparecía sindicado como responsable de una serie de robos ocurridos recientemente.

Trascendió que el marginal, de 34 años, fue sorprendido luego de haber salido de una finca situada en Fátima al 3300, entre Galicia y General Estanislao López, en Castelar.

Juan Maximiliano subió a un Peugeot 405 y de inmediato comenzó a ser seguido por las autoridades, quienes solicitaron apoyo del personal del Comando Patrulla (C.P.) de Morón, para que colaboraran en el desarrollo de las diligencias.

Según manifestaron los informantes, el forajido resultó interceptado en el cruce de la avenida Presidente Juan Domingo Perón y Doctor Ricardo Balbín, a 200 metros del Acceso Oeste, en Haedo, estableciéndose que el sospechoso vivía en Evaristo Carriego al 1500, entre Chanas y Guaraní, en la localidad bonaerense de El Palomar.

Al revisar el automóvil que era utilizado por el marginal, los pesquisas, a cargo del citado procedimiento, incautaron un uniforme policial, jerarquías de oficial subinspector, una baliza chichón, varios precintos plásticos, un par de esposas, un tubo de gas pimienta, una credencial en blanco de efectivo de seguridad, un handy, empleado para escuchar las frecuencias de los patrulleros, y una pistola Taurus 9 milímetros.

Pruebas obtenidas hasta el momento en el expediente por los investigadores sostienen que Juan Maximiliano se disfrazaba como miembro de la Policía de la provincia de Buenos Aires para realizar entraderas en diferentes domicilios.

Intervino en la causa, que preventivamente fue caratulada «Portación ilegal de arma de guerra», el doctor Matías Rappazzo, fiscal en turno de la Unidad Funcional Nº 7 del departamento judicial de Morón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.