Fiscal General de Lomas pide que lo investiguen por denuncias de Carrió

    El fiscal General de Lomas de Zamora, Enrique Ferrari, pidió ante su superior, el procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, ser investigado por acusaciones en su contra que realizó la abogada de la diputada Elisa Carrió en relación a la instrucción de causas por delitos en La Salada.

La letrada de Carrió, Mónica Frade, había señalada a distintos medios de comunicación que “hubo dos silencios muy elocuentes: el del fiscal general del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, Enrique Ferrari, que denunciamos como cómplice, y el del propio Insaurralde. Acá había Estado y parte del mismo estaba involucrado, era parte del delito”.

Además, la abogada aseguró que en 2015 “Ferrari centralizó en un fiscal suyo la investigación de todas estas causas. A los pocos meses lo centralizó en un cuerpo de instructores que maneja él. Esto es una manera de mantener el statu quo, porque no es lo mismo que haya varios fiscales investigando”, sostuvo Frade.

Cabe recordar que, además de los dichos de Frade, la propia Carrió hizo una denuncia para que se investigue el accionar de la justicia, el policial y el político en torno a delitos cometidos en las ferias de La Salada.

Ferrari pidió a Conte Grand que inicie una investigación para determinar si son ciertos los dichos de la abogada de Carrió que lo apuntan.

“Realmente ignoro quién puede estar pasàndole información a las Dras. Carrió y Frade. De lo que no tengo dudas, es que quien está detrás de ello, lo hace de mala fe, con ánimo de perjudicarme y las Doctoras de marras toman a pie juntillas la especie de quièn permiten que se les arrime y actúan en consecuencia de manera casi temeraria”, planteó el fiscal General de Lomas.

En tanto, argumentó cuáles fueron los motivos por los cuales creó una fiscalía especializada y por qué en un principio había colocado al fiscal Carlos Baccini al frente de esas investigaciones para posteriormente decidir que las mismas fueran encabezadas por el fiscal Adjunto, Sebastián Scalera.

En este sentido, recordó que notó un excesivo cúmulo de trabajo en la UFI 15 – a cargo de Baccini – para llevar adelante las causas y una situación de “enemistad” –según calificó Ferrari – entre ese fiscal y el juez de Garantías interviniente, Gabriel Vitale.

En su escrito, Ferrari consideró que el cuadro de situación “mejoró” luego de que las investigaciones por delitos en La Salada comenzaran a ser investigadas por Sebastián Scalera.

Finalmente, expresó sentirse afectado “injusta y groseramente” en su buen nombre y honor por la denuncia de Carrió y Frade en torno a su presunta complicidad con barras bravas que actúan en La Salada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.