Fernando Galarraga y un despido arbitrario en la ANDis

En la Argentina hay medidas que nunca dejan de sorprender por sus características, que terminan revelando que hay funcionarios que además de cumplir mal su trabajo son incoherentes y merecen un fuerte repudio y llamado de atención, además de dar las explicaciones que corresponden porque eligieron la función pública, si no quieren explicar sus actos que renuncien.

Tomamos en la redacción conocimiento de un despido en la ANDis, Agencia Nacional de Discapacidad, que es el máximo órgano rector de las políticas de discapacidad en el país, el Lic. Fernando Gastón Galarraga es su titular, la ANDIS fue creada por el Gobierno anterior mediante un DNU en agosto de 2017.

Galarraga es licenciado en Comunicación Audiovisual, docente y conferencista en materia de Derechos Humanos y discapacidad. Desde 2001, ejerció distintos roles en la Unión Latinoamericana de Ciegos y hasta 2008 fue Director Ejecutivo de la Biblioteca Argentina para Ciegos. En 2018 asumió cómo responsable de la Secretaría de Discapacidad de la CTA Autónoma de Capital Federal.

Ya en contexto de qué es la ANDis y quien es su Director Ejecutivo, resulta inexplicable el despido del trabajador SEBASTIÁN BASTIDA, trabajador despedido el pasado 2 de mayo, es padre de 2 niños, sustento de familia y se encuentra en tratamiento médico desde 2014 por una grave problemática de salud.

Hace 3 meses las autoridades de la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDis) despidieron injustificadamente a un trabajador del área de informática con más de 9 años en el organismo, ¡PACIENTE ONCOLÓGICO!, sin previo aviso, de manera telefónica y en el actual contexto de pandemia.

Su despido fue confirmado, paradójicamente, por autoridades de la ANDis y que lleva la firma de Javier Eduardo del Valle, Director de Modernización e Informática y fue avalado por la máxima autoridad del organismo, el Sr Fernando Galarraga, Director Ejecutivo de la Agencia Nacional de Discapacidad.

Me cuesta como periodista entender que un hombre que se presenta como defensor de los DDHH, como sindicalista, como comunicador y además tiene una capacidad reducida, actué con una conducta reprochable, arbitraria y reñida de las acciones que se esperan de un directivo al momento de tomar medidas disciplinarias si fuera este el caso.

Desde el Diario El Sindical esperamos que la medida sea revisada como corresponde, que den las explicaciones que corresponden y desde ya personalmente voy a realizar un seguimiento del caso porque me resisto a solo informar irregularidades, como ya lo expresé, quiero funcionarios con compromiso y un gobierno que proteja a los trabajadores de las arbitrariedades y que si tiene que tomar medidas lo haga ajustados a las Leyes Laborales.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.