Facebook: bloquearía las noticias en Australia si aprueban ley que la obliga a pagar por contenido

“Suponiendo que el proyecto se convierta en ley, dejaremos de permitir que los editores y la gente compartan las noticias locales e internacionales”, han informado desde la red social. También la medida alcanzaría a Instagram.

Usuarios de Facebook en Australia no van a poder compartir noticias a través de la red social red social, lo mismo que en Instagram, si es que el país llegara a aprobar una ley que obligaría a la firma estadounidense a pagar un canon a los medios de comunicación por publicar sus contenidos.

De acuerdo a lo que informó The New York Times, la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, por sus siglas en inglés) va adelante en un código que establece un intercambio de los ingresos generados por los “gigantes tecnológicos” por la publicación de noticias de medios locales. Cuando se presentó el borrador del proyecto, la medida también involucra a Google.

John Frydenberg, ministro australiano de Finanzas, hizo pública la idea de regular la relación entre los medios de comunicación y las firmas que dominan Internet, tras un año y medio de negociaciones que no consiguieron un acercamiento entre las partes.

Mientas la iniciativa de la ACCC sigue su curso, Facebook se pone más firme. “Suponiendo que este proyecto de código se convierta en ley, dejaremos de permitir que los editores y la gente de Australia compartan las noticias locales e internacionales en Facebook e Instagram”, señaló en un comunicado de Will Easton, director de Facebook en Australia y Nueva Zelanda.

De acuerdo a lo que informó, las nuevas normas en Australia “no entienden la dinámica de Internet y perjudican a las mismas organizaciones de noticias que el gobierno está tratando de proteger”.

“Lo más sorprendente es que (el código) obligaría a Facebook a pagar a las organizaciones de noticias por el contenido que los editores publican voluntariamente en nuestras plataformas y a un precio que ignora el valor financiero que aportamos a los editores”, añadió. En ese orden, Easton notó que en los cinco primeros meses del año en curso, el news feed de la red social generó 2.300 millones de visitas a los sitios de los medios australianos, en forma gratuita.

Por su lado, Campbell Brown, vicepresidenta Global de Alianzas de Noticias en Facebook, advirtió: “No es lo que deseábamos y queremos aclarar que esto no afecta nuestro compromiso global con el periodismo”. Brown agregó que la cooperación permite “llegar a soluciones sustentables e innovadoras para apoyar al periodismo”, y que alientan esa idea a sabiendas de “la importancia de la prensa para la sociedad y para la salud de las democracias”.

No tuvimos otra opción. Es la única manera de protegernos de una serie de consecuencias que desafían la lógica”, dijo en esa misma línea Easton. El ejecutivo de Facebook comentó que comparten el objetivo del gobierno de apoyar a las organizaciones de noticias que atraviesan dificultades, pero que “la solución propuesta es contraproducente y sin precedentes”.

Las autoridades australianas señalaron que prevén “importantes sanciones” de cientos de millones de dólares para quienes infrinjan la normativa. En el largo plazo, el código se aplicará para cualquier plataforma digital que utilice contenidos de medios australianos, pero en primera instancia se concentrará en Facebook y Google.

Si se llega a concretar la iniciativa, Australia será el primer país que establecerá esta obligación a los gigantes tecnológicos. Tal como habíamos señalado, la movida es seguida de cerca en todo el mundo ya que, más allá de las consideraciones de Facebook, los medios se ven perjudicados por una economía digital en la que las grandes compañías acaparan los ingresos publicitarios. En Australia, decenas de diarios debieron bajar sus persianas y cientos de periodistas fueron despedidos en los últimos meses, situación que se agravó durante la pandemia.

La red social que gestiona la firma de Mark Zuckerberg cuenta con 17 millones de usuarios mensuales en Australia, cifra que se traduce en casi el 70% de la población de aquel país. Por su parte, Instagram tiene 11 millones de usuarios.

La decisión de Facebook en caso de que se apruebe el proyecto de la ACCC es análoga a los movimientos que, por su parte, emprendió Google, que también manifestó su oposición al plan del gobierno australiano. En ese marco, en agosto comenzó a incluir una ventana emergente que advertía a los usuarios australianos que “las búsquedas serán afectadas por la nueva regulación”.

El organismo autraliano indicó que ese mensaje presenta una visión errada sobre la iniciativa.

Google se lleva cerca del 90% de las búsquedas en Australia desde computadoras, y el 98% desde teléfonos móviles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *