Ex empleado de la Suprema Corte involucrado en prostitución VIP y tráfico de drogas

Walter-SotoWalter Soto había sido detenido, sospechado de tráfico de drogas, pero la intervención de su teléfono reveló que estaba vinculado con la explotación sexual de mujeres. Su socia escapó.

El teléfono de Walter Soto no para de sonar, recibe pedidos de todo tipo, y sobre todo, de prostitutas vip para presentar a empresarios y poderosos, y hasta de eventos internacionales que se sospecha tendrían el mismo fin.

Soto fue detenido semanas atrás en una causa que comenzó por supuesto tráfico de drogas y por la cual se intervino su teléfono. Si bien los investigadores sospechaban al inicio que podría estar vinculado con la venta de estupefacientes, no comprobaron tal sospecha, pero sí sus vinculaciones con la explotación sexual de mujeres.

Las escuchas a las que accedió Infobae, revelan como Soto habla con distintas personas, y negocia que «Ayelen» le sea presentada a un empresario americano que vive en Miami y visitaba la Argentina. Soto se encarga de hablar con el contacto del empresario, con la joven y hasta se preocupa luego por ver cómo salió todo.

 Según la investigación que llevó adelante el fiscal federal Federico Delgado, el acusado junto con su socia Loana y diez bailarinas tenían planificado viajar a la Isla de Ibiza, donde, si bien iban a montar un negocio de eventos, se sospecha –según la fiscalía- que «sería una cortina para la actividad que realmente llevarían a cabo, que sería la explotación de la prostitución por parte de, por lo menos, tres de las bailarinas que viajarían con ellos».

Soto por Soto. En su cuenta de Facebook cuenta que trabajó 12 años en la Corte Suprema de Justicia de la Nación y renunció el 1 de abril de este año. La Justicia lo descubrió cuando estaba a punto de irse del país junto con su socia Loana.

Pero Soto quiso despedirse a lo grande. El miércoles 20 de mayo organizó una cena en el predio de la Sociedad Rural, en donde ofrecía mesas vip a un valor de 4 mil pesos. Al día siguiente tenía planificado volar rumbo a Ibiza.

Incluso, el 2 de mayo realizó un almuerzo de despedida en el Country Club Tortugas junto con un equipo de trabajo de una productora llamada We love it de su socia Loana. De ese encuentro, sobresale una foto que Soto se sacó con Aníbal Pachano, y que él mismo publicó en su perfil de Facebook.

En la actualidad, Soto está en libertad pero sigue bajo investigación. No obstante, su socia, Loana, que también aparece en escuchas telefónicas, logró sortear a la Justicia y se especula que está en Ibiza. Por ahora fue declarada rebelde.

Un dato. En el curso de la investigación el área de cibercrimen de Policía Metropolitana informó que el teléfono Iphone de Soto «se encuentra bloqueado» y hay una «imposibilidad en la extracción de información que estuviere contenida en él».

Walter-Soto-y-Pachano

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.