Empleados de Felfort piden un adicional

Los 800 trabajadores de la tradicional fábrica de chocolates Felfort comenzaron a aplicar medidas de fuerza contra la negativa de su propietario, el mediático multimillonario Ricardo Fort, de concederles un adicional de 600 pesos.

Los operarios de la planta comenzaron a trabajar a reglamento el 26 de marzo pasado y desde entonces se niegan a realizar horas extras hasta que la patronal acepte su reclamo, por lo que la producción de la planta se desplomó en varios miles de kilos diarios.

Del total de los operarios, 500 son efectivos y unos 300 son contratados por dos agencias de colocación de empleo y tienen una relación de dependencia con fecha de vencimiento pactada a la hora de la firma del ingreso, que en la mayoría de los casos no excede los seis meses de duración.

Por un convenio firmado con el aval del ministerio de Trabajo, todos los obreros deben cumplir 48 horas semanales de trabajo (ocho horas, seis días a la semana) repartidos en los turnos que van de 6:00 a 14:00, de 14:00 a 22:00 y 22:00 a 6:00

Allí, en la planta de 15 mil metros cuadrados ubicada en el barrio porteño de Almagro, los obreros producen unas 215.000 barritas de cereal por día, además de famosos productos realizados a base de chocolate y otros comestibles.

La planta está presidida actualmente por Ricardo Fort y dos de sus hermanos, aunque los trabajadores sostienen que son contadas las veces que el mediático multimillonario aparece en la fábrica, siempre a bordo de su nuevo Roll Royce Phantom Drophead Coupé de 800 mil dólares estadounidenses.

Las excentricidades del Fort mediático trajo problemas a sus hermanos, que son los que realmente llevan adelante la fábrica fundada por el abuelo de estos, Felipe Fort, en 1912.

Al ver el derroche de dinero que hace el mediático y debido a sus propias necesidades, los trabajadores decidieron reclamar un adicional de 600 por sobre el salario para poder compensar en parte el impacto de la inflación.

«Estamos reclamando un adicional de 600 pesos, pero la empresa nos dice que no se puede», aseguró Rodolfo Vidal, delegado gremial de los trabajadores en declaraciones a un matutino porteño.

«Dicen que no, mientras por televisión vemos como Fort se jacta de gastar 2.000 pesos en un par de minutos, lo mismo que un mes de salario de muchos de los trabajadores», agregó el delegado gremial, ofuscado por la negativa empresaria.

La situación llevó a que los trabajadores realizaran por primera vez en los 98 años de la planta una asamblea gremial para analizar los pasos a seguir, y así definieron comenzar a trabajar a reglamento y no realizar horas extras.

Estos trabajadores están afiliados al gremio de la alimentación que acaba de conseguir un aumento salarial del 35,2 por ciento en tres tramos, pero el reclamo de los 600 pesos adicionales esta por fuera de ese acuerdo.

Los trabajadores afirman que seguirán trabajando a reglamento hasta que la firma acepte responder a sus reclamos, y no descartan endurecer las medidas de fuerza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *