¿Emergencia alimentaria en territorio bonaerense?

emergencia-alimentaria   La Legislatura de la provincia de Buenos Aires analiza decretar el estado de emergencia alimentaria en la provincia por el término de seis meses. «La situación se ve gravemente dimensionada a la luz de las estadísticas oficiales que se conocieron en los últimos días”, explicó la impulsora del proyecto.

Tras conocerse los números de pobreza en el país, la Legislatura de la provincia de Buenos Aires analiza decretar el estado de emergencia alimentaria en la provincia por el término de seis meses, con la chances de prorrogarla, con la finalidad de garantizar el acceso y la provisión de alimentos a todas las familias que lo necesiten y en especial a los niños, en el marco de la situación de pobreza que registra el país.

Así lo establece un proyecto de ley ingresado a la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, cuya autora es la legisladora del Frente Renovador María del Huerto Ratto.

«La emergencia autoriza a reasignar funciones, destinos y recursos a todo el personal de la provincia, propendiendo al fortalecimiento de la alimentación, particularmente a los sectores más vulnerables», explicó la diputada Ratto.

Programa de nutrición

De acuerdo con el proyecto, «el Poder Ejecutivo creará un programa Provincial de Nutrición y Alimentación que contemple los aspectos básicos de una alimentación saludable, nutritiva y de variedad, con la asistencia de profesionales competentes».

«No se puede concebir semejantes niveles de indigencia y pobreza en un país como el nuestro, que es un gran productor de alimentos. Tenemos que garantizarles que les lleguen a los niños en tiempo y forma. Una mala alimentación perjudica la educación y el aprendizaje», dijo Ratto, quien agregó que «es desgarrador ir a los barrios periféricos de las ciudades y ver a los chicos con hambre y frío. Tenemos la responsabilidad de tomar cartas en el asunto».

«La situación se ve gravemente dimensionada a la luz de las estadísticas oficiales que se conocieron en los últimos días. Estos datos oficiales están en consonancia con el informe de la UCA que marcaba un fuerte empeoramiento en las condiciones de indigencia y de pobreza; esta última pasó del 29 % a fines del 2015 a 34,5 % en marzo de este año», explicó.

El proyecto detalla que «la emergencia comprende los aspectos organizativos, funcionales, operativos y logísticos con la finalidad de garantizar el acceso y la provisión de alimentos en el territorio provincial».

Otras miradas

En este contexto, Daniel Arroyo, ex ministro de Desarrollo Social, también planteó que el gobierno debe avanzar en un plan de emergencia alimentaria inmediato, además de ampliar los planes sociales y abrir nuevas líneas de microcrédito. Sostuvo que “desde 1983 cada gobierno, hasta acá, encaró distintas medidas y amplió la cobertura social; sin embargo la problemática ha empeorado: tenemos más de un 30 por ciento de pobreza, un 35 por ciento de informalidad laboral y 1.5 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan”.

Arroyo opinó que “el gobierno no está viendo la dimensión de la crisis alimentaria, se pierde en los porcentajes y no ve la situación”.

“Lo que creo que hay que hacer ahora, es decretar la emergencia alimentaria, porque buena parte de esos 9 millones de pobres están comiendo mal. Poner dinero en los comedores comunitarios y en los comedores escolares”.

Y agregó “los chicos que están comiendo hoy por 12 pesos en la provincia de Buenos Aires tienen que ir a 40, que es lo de la Ciudad de Buenos Aires, y hay que establecer un mecanismo para que los comedores comunitarios tengan más dinero. Arranquemos de la base, hay que comer bien. Hoy en los comedores hay más gente que come menos carne, menos leche y más harinas”.

Lo que dejaron los números

Según los datos oficiales que se conocieron la semana pasada, el 47,4% de los niños entre 0 y 14 años vive en un hogar pobre en la Argentina. A su vez, en la franja de población entre 15 y 29 años el 38,6% es pobre; en la que va de 30 y 64 el 27,5% y entre mayores de 65 el 8,1%.

Respecto de las regiones del país, casi la mitad del total de pobres se concentra en la región metropolitana que abarca la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense. Luego aparece la región pampeana donde aparece el 32,6% de la población que no logra ingresos para adquirir una Canasta Básica Total.

Siempre de acuerdo a los datos oficiales, la pobreza se concentra en los aglomerados de mayor volumen, ya que tres de cada cuatro pobres habita en una ciudad de más de 500 mil habitantes.
(InfoGEI) Mg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.