El Senador Morales criticó los allanamientos a la Jefatura del Ejército por ineficientes

Senador-Gerardo-MoralesEl Senador se mostró insatisfecho con el allanamiento a Milani. Reclamó medidas alternativas. Más «espiados». 

El senador radical Gerardo Morales sostuvo hoy que el allanamiento realizado en la sede del Ejército a raíz de una denuncia por supuesto espionaje a políticos y periodistas «es bastante poco eficaz», por lo cual pidió a la Justicia tomar «medidas alternativas».

De esta manera, Morales se refirió al procedimiento que hicieron agentes de la Prefectura Naval el lunes pasado en la Dirección de Inteligencia del Ejército, que funciona en el edificio «Libertador», de esta capital, por orden del Juez federal Julián Ercolini.

«A mí no me sorprende que en el allanamiento no encuentren nada», opinó el legislador, para luego sostener que «la gente de inteligencia no guarda en la computadora datos».

Morales denunció días atrás que «el Ejército espía» a políticos opositores y desde que el general César Milani está al frente de esa institución castrense, «involucraron a las Fuerzas Armadas en inteligencia interna».

En diálogo con radio Mitre, el senador de la UCR recalcó: «Me parece que como medida judicial el allanamiento es bastante poco eficaz, supongo que el juez estará pensando qué medidas alternativas debe tomar sobre el asunto».

Morales, quien reiteró que el Ejército «no puede realizar tareas de inteligencia interna», aseguró que «hay por lo menos un dirigente político más y otro periodista» que son espiados por la fuerza armada, y según el senador tiene esos datos por «una fuente que es del propio edificio Libertador«.

El pasado 18 de diciembre cuando en la Cámara de Senadores se trataba el pliego de ascenso de Milani al grado de teniente general, Morales aseguró tener información que él era víctima de maniobras de espionaje por parte del área de inteligencia del Ejército.

Milani, cuestionado por su presunta participación en delitos vinculados a los derechos humanos durante la última dictadura militar, logró el 18 de diciembre el ascenso a teniente general, la máxima jerarquía en el Ejército, con la aprobación de 39 votos del kirchnerismo en la Cámara de Senadores, contra 30 negativos de la oposición.

El ahora Teniente General fue acusado por algunas entidades de derechos humanos por su presunta actuación en delitos de lesa humanidad cuando estuvo destinado en Tucumán y La Rioja en la década del ’70.

Milani egresó del Colegio Militar como oficial del arma de ingenieros y durante casi toda su carrera militar se especializó en inteligencia, área que conduce, además, dentro del Ejército.

Por otro lado, también pesa contra el militar una denuncia por presunto enriquecimiento ilícito, causa a cargo del Juez federal Daniel Rafecas, luego de que el programa televisivo «Periodismo Para Todos» (PPT) destapara que el general cobra un sueldo 15.000 pesos y, sin embargo, posee un lujoso chalet en el barrio La Horqueta, del partido de San Isidro, así como coches de alta gama y otros bienes, entre ellas cuatro propiedades en Cosquín, Córdoba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.