El dueño de Fate mintió sobre los sueldos de los empleados y salieron a publicar los recibos de sueldo con los montos generales

El dueño de la empresa Fate, Javier Madanes Quintanilla, aseguró que «un trabajador cobra 350 mil por mes». Desde el Sindicato del Neumático, su titular Alejandro Crespo lo cruzó: «Los trabajadores están enojados y quieren mostrar sus recibos en los programas de televisión. La realidad es que un operario está lejos de alcanzar cobrar la mitad de ese monto.»

Javier Madanes Quintanilla aseguró en diálogo con Radio Mitre que un trabajador del sector cobra entre 350 y 370 mil pesos por mes. Los periodistas le repreguntaron pero el empresario se mantuvo en la cifra.

Alejandro Crespo secretario general del Sindicato del neumático (SUTNA) le respondió: «Un armador, que es un operario calificado, cobra en su propia fábrica 605 pesos la hora ¿Cómo va a llegar con esa paga a alcanzar los 370.000 pesos? Tendría que trabajar 611 horas al mes, unas 150 horas por semana. No solo es algo no permitido por la ley, sino que es algo físicamente imposible de hacer.»

Según Crespo, Madanes habla en nombre de Fate y de todas las patronales de las grandes fábricas del neumático: «Miente, provoca y vuelve a mentir. Sus declaraciones se pisan los cordones entre ellas mismas. Por ello los trabajadores están tan enojados y quieren mostrar sus recibos en los programas de televisión. La realidad es que un operario está lejos de alcanzar cobrar la mitad de ese monto.»

El sector sostiene un reclamo por recomposición salarial desde hace 100 días con paros intermitentes, asambleas, cortes de ruta y, por supuesto, audiencias de negociación. Lo llamativo es que el sector empresario no solo no mejoró la propuesta sino que la rebajó con el correr de los encuentros.

Para Crespo, «el conflicto en realidad es para determinar quien conduce la planta. Cuando la verdad muestra que los trabajadores no tenemos siquiera acceso a los balances»

Desde el Sutna aseguran que el pedido es simplemente salarial, fundamentalmente para «poder satisfacer las necesidades de nuestras familias».

Crespo además detalló las condiciones laborales en las que se encuentran los trabajadores del sector, mientras desde las empresas inculpan a las gomerías por los elevados precios: «Trata de responsabilizar totalmente a las gomerías de los grandes aumentos en cubiertas, cuando las patronales tienen infinidad de concesionarias que venden en forma exclusiva cada una de sus marcas. Dice que lo que falta en la industria del neumático es mayor productividad, y hasta trabajo continuo, en una actividad donde reinan las hernias de disco, la tendinitis e infinidad de enfermedades laborales irreversibles, además de gravísimos accidentes, con amputaciones y hasta fatales.»

Crespo marcó también que el reclamo salarial llega además en un momento en que «las patronales han incrementado en forma histórica sus ganancias» y piden un adicional para los fines de semana «en los que trabajamos alejándonos de nuestras familias y sacrificando nuestras relaciones sociales».

Los reclamos también fueron en dirección al Gobierno: «Todo esto ocurre ante un ministerio y un gobierno que ordenó que trabajemos como esenciales durante toda la pandemia, exponiendo a nuestras familias cuando no había siquiera vacunas y ahora permite que las patronales guarden la materia prima, comprada a dólar oficial bajo el argumento que debían abastecer las gomerías de todo el país y realizar exportaciones que permita el retornos de dólares.«, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.