Dos delincuentes robaron la imagen del Niño Jesús de una iglesia porteña

Los asaltantes se llevaron una parte del pesebre de la basílica Santa Rosa de Lima, ubicada en el barrio de Balvanera. Los ladrones cometieron el sacrilegio luego de haber entrado por la puerta principal de la parroquia, y sin que alguno de los fieles que en ese momento oraban se diera cuenta.

El hecho ocurrió cerca de las 15:00 hs. del viernes en la basílica ubicada en la esquina de la Avenida Belgrano y Pasco, donde los asaltantes lograron llegar hasta el pesebre armado a unos cinco metros del altar. Y una vez allí los delincuentes sustrajeron la imagen del Niño Jesús, con la cual finalmente salieron del lugar.

Más tarde el robo fue descubierto por una de las personas que asiste a la iglesia, quien ante la ausencia de la imagen del Niño Jesús le comentó la situación a las autoridades del lugar.

El párroco Alberto Sorace confirmó el hecho ante los medios de comunicación, y dijo que los ladrones «robaron la imagen y salieron de la parroquia como si nada. Esto es un daño que nos golpea una vez más, y la verdad es que hay cosas que exceden a mis posibilidades. Yo soy cura, estoy para atender a la gente y no soy policía ni vigilador».

Sin embargo, el sacerdote se mostró benevolente al afirmar que «la persona no es consciente, si no estaríamos condenándola. Justamente este Niñito no vino a condenar, sino a salvar. No podemos meter a todos en la misma bolsa, aunque ésta no es la primera iglesia a la que le roban imágenes”.

Al referirse a un hecho delictivo anterior que padeció la misma sede religiosa, Sorace aclaró que “el robo de la otra vez fue una cosa más profesional”. La basílica Santa Rosa de Lima ya había sido víctima de otro hurto el 30 de mayo pasado, cuando dos delincuentes sorprendieron al párroco y lo obligaron a recorrer la iglesia, para luego maniatarlo en su habitación y robarle computadoras y dinero.

Este hecho ya es el segundo en la Capital Federal durante la última semana en el cual ladrones roban una imagen de un pesebre.

El 23 de este mes, a horas de la Navidad, una capilla de Villa Lugano fue asaltada por personas que, tras violentar la puerta de entrada, se llevaron el dinero de las ofrendas, objetos de valor y las imágenes de María, de José y de un pastor con sus ovejas del pesebre.

Ese caso se produjo en la capilla Sagrado Corazón, ubicada en la calle Hudson al 4600, entre Chilavert y Barros Pazos. El lugar funciona como anexo de la parroquia Jesús Salvador, del complejo habitacional Lugano 1 y 2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *