Detuvieron al hermano del jefe de la Policía Bonaerense por tráfico de influencias

  Un hermano del jefe de la policía bonaerense, comisario general Fabián Perroni, fue detenido acusado de tráfico de influencias y presuntas estafas en una causa que se originó por la denuncia que el propio jefe policial realizó ante la Justicia cuando se enteró que su familiar ofreció en comisarías un seguro contra el robo de las armas, informaron hoy fuentes policiales.

Se trata de Fabio Maximiliano Perroni (38), quien de acuerdo a las fuentes, es un hermano que hace más de diez años está distanciado del jefe de la bonaerense y que además es un civil que no integra la fuerza.

De acuerdo a la denuncia del propio Perroni, su hermano se presentó en una comisaria con una tarjeta en la que figuraba como “F. Perroni” y pretendía vender un seguro contra el robo o secuestro judicial del arma de los agentes.
Siempre según las fuentes, además le proponía al titular de la comisaria que juntara a todos sus efectivos con el fin de obtener una comisión.

Además, se supo que Fabio Perroni había ofrecido a un comisario una salvación por un presunto sumario administrativo en el que supuestamente lo iban a suspender.

El propio comisario general Perroni enterado de lo sucedido, se lo comunicó al Ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, ordenó a los policías damnificados judicializar el caso y se puso a disposición de la Justicia para facilitar la investigación.

La causa está en manos del fiscal Claudio Oviedo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial de Morón, quien ordenó la detención de Fabio Maximiliano Perroni bajo la caratula de tentativa de estafa y presunto tráfico de influencias.

PERRONI EXPLICA

El jefe de la Policía bonaerense, Fabián Perroni, aseguró hoy que no es cómplice del delito “en ninguna circunstancia” al referirse a la denuncia que él mismo formuló contra un hermano suyo que fue detenido por tráfico de influencia y tentativa de estafa.

“Yo no soy cómplice del delito en ninguna circunstancia. Siendo quien es el que tenía esta actividad ilícita, que era mi hermano, no es agradable, pero la decisión hay que tomarla sea quien sea”, dijo esta mañana Perroni en declaraciones a radio Mitre.

El comisario general aclaró que su hermano, Fabio Maximiliano Perroni, “nunca integró la fuerza” y que en la actualidad estaban distanciados.

“Hace años que no tenemos relación directa porque tenemos gustos diferentes”, afirmó el jefe policial.
Perroni explicó que todo surgió hace unos días, mientras acompañaba al ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, en un acto donde se destruyó un búnker de droga en la villa Borges de Vicente López.

Precisó que en esa oportunidad se le acercó un miembro de la fuerza para preguntarle si él tenía “un hermano o un hijo” en la institución.

“Le pregunté por qué me hacía esa consulta y me dijo que había alguien que estaba ofreciendo arreglar sumarios administrativos a policías que estaban siendo investigados. Me hizo escuchar un audio y lo reconocí”, contó Perroni, y precisó que en ese mismo momento le informó a Ritondo lo que sucedía.

“Hice bajar al comisario, titular de una seccional de Morón e inmediatamente lo hice judicializar. Lo llamé al fiscal (Claudio) Oviedo, de Morón, y al auditor general de Asuntos Internos, (Guillermo) Berro y yo en persona lo puse en conocimiento de lo que había pasado”, relató.

Al describir la supuesta maniobra fraudulenta que hacía su hermano, Perroni explicó: “Él hacía tráfico de influencias. Aprovechando la situación de ser mi hermano y el rol que cumplo yo, ofrecía arreglar sumarios o vender seguros al personal policial”.

“Les ofrecía asegurar sus armas reglamentarias por si en algún momento las perdían o tuvieran alguna situación y obviamente todo esto a cambio de dinero. Era una situación que él quería aprovechar para beneficio propio”, añadió.

Fuente: Telam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.