Desbaratan una red de pedófilos por denuncia del FBI

Se realizaron dos allanamientos, uno en Pablo Podestá y otro en Balvanera, donde se encontraron imágenes de niños, servidores informáticos, ropa interior femenina junior y elementos de cama.

Una serie de denuncias realizadas por el FBI a través de Interpol permitió desbaratar a una banda que se dedicaba al tráfico de imágenes de pornografía infantil. Además, se investigan posibles casos de abuso infantil.

En efecto, el FBI detectó que desde la Argentina se traficaban imágenes pornográficas infantiles, por lo que hizo llegar un paquete de 350 fotos, conexiones IP y diferentes cuentas de correo que podrían estar involucradas.

La justicia derivó la causa al Equipo Fiscal Norte, Equipo E, a cargo de Norberto Brotto, y se inició la investigación juntamente con la Policía Metropolitana, que finalmente desarrolló una serie de allanamientos a través de la División Investigaciones Telemáticas.

La investigación demandó más de cuatro meses. Finalmente, se llegó hasta una casa de Pablo Podestá en cuyo interior se identificó al principal imputado vinculado con la causa y se secuestró gran cantidad de material.

También fue allanado un ciber del barrio porteño de Balvanera, donde se secuestraron servidores y se detuvo a un mayor de edad traficando imágenes pornográficas infantiles, allanándose luego su casa, donde se secuestraron catálogos de ropa interior femenina para niños y dvds.

El área de Laboratorio Químico Pericial encontró rastros de semen y sangre en la ropa y varios elementos de la cama. Por ello, se investigan abusos contra menores.

En el ciber allanado se imputó al encargado, pues había menores navegando sin los filtros pornográficos. El comercio fue clausurado.

Los detenidos quedaron a disposición del Juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Contravenciones y de Faltas Nº 15 a cargo de Susana Parada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.