Comprueban que una empresa contamina y ahora debe construir una planta de lixiviados

Ashira-SALa firma Ashira deberá realizar una planta de tratamiento de líquidos contaminantes en la localidad bonaerense de Balcarce. Así lo acordaron representantes de la firma con funcionarios municipales, luego de un largo proceso judicial que se inició tras la denuncia de una asociación civil regional.

En 2002, la asociación civil Brisa Serrana inició una demanda contra la empresa Ashira que -entre otros puntos del país- presta servicios de higiene urbana en la localidad bonaerense de Balcarce, acusándola de contaminar el suelo por la falta de mantenimiento y obras.

La justicia, trece años después, condenó a la firma y la obliga a construir una planta de lixiviados a modo de resarcimiento ambiental; solución a la cual se llegó tras un acuerdo de partes, en el marco de un proceso judicial.

En una entrevista con el diario local La Vanguardia, la licenciada Verónica Martins, coordinadora ejecutiva del Ente de Gestión Integral de Residuos y Ambiente de Balcarce (Egirabal) adelantó que la misma se va a construir en el relleno sanitario “permitiendo  la reconexión del sistema  de drenaje y la recolección de los líquidos para su posterior tratamiento”.

“La disposición final de residuos siempre genera impactos y modifica las condiciones del suelo y  lugar en general, por lo tanto hay cuestiones que si bien  son inevitables, se pueden  mitigar”, dijo la funcionaria y adelantó que se está elaborando una nueva evaluación de impacto ambiental, donde se además alternativas de prevención.

Po su parte, también en declaraciones al mismo medio, el abogado José Cortés, asesor legal de la comuna, aclaró que la resolución se dio en el marco de “un convenio que se está cumpliendo. Es un acuerdo al que se arribó en el marco de una demanda civil. Elevamos hace 20 días un informe al juez respecto de cómo hemos actuado y lo que hemos hecho nosotros y qué es lo que tiene que hacer Ashira que es justamente lo que estamos pidiendo”.

No obstante, el actual contrato de la Municipalidad de Balcarce con la empresa Ashira está envuelto siempre en medio de una polémica. Según reveló la prensa local, el convenio con Ashira para la actualización de precios y reconocimiento de deuda que, al 31 de diciembre de 2013, era de  4.758.167 pesos, se trató en el Concejo Deliberante y hubo un fuerte rechazo del arco opositor criticando los valores del contrato.

Según trascendió, el servicio que presta Ashira le costaría a la comuna 10.595.418 pesos, aunque en el presupuesto 2015 se aprobó una partida para la recolección y barrido de 14.880.000 pesos lo que  indica que se acordó otra reestructuración de precios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *