Cómo son los protocolos para bares y restaurantes

Los locales gastronómicos de la Región pueden atender al público solamente en las veredas y también deben implementar una serie de medidas sanitarias.

Desde este martes quedó oficializada por parte del Gobierno provincial la habilitación a bares y restaurantes para volver a atender al público, algo que ya ocurría sin permiso pero con protocolos sanitarios en la Región.

Respecto a estas medidas, los distritos habilitados recientemente todavía se encuentran en Fase 3 de cuarentena, por lo que no está permitido el ingreso a los bares y la atención debe ser en la vereda. ¿Cómo funcionan estos protocolos?

En primer lugar, se recomienda que los clientes acudan al establecimiento con reserva previa, que se puede conseguir de manera remota vía teléfono o redes sociales, para así asegurarse un lugar en el establecimiento.  

Una vez en la vereda, la disposición de las mesas deberá ser de tal manera de garantizar un mínimo de 2 metros entre comensales, que será contabilizado a través de la posición normal u habitual de un cliente. En este sentido, los establecimientos gastronómicos podrán funcionar hasta el 50 por ciento de su capacidad habitual. Se debe respetar al máximo las capacidades previstas de cada salón. El protocolo, además, precisa que está prohibido ubicar a más de 4 personas por mesa.

Respecto al local, deberá exhibirse obligatoriamente por parte de los empleadores, tanto en las paredes como en el piso, cartelería que contenga información sobre el sentido de la circulación, lavado de manos, distanciamiento social, prohibición de contacto físico al saludarse, prohibición de compartir cubiertos, vasos, u objetos personales que se llevan a la boca o se manipulan con las manos y todo aquello que se considere necesario para el resguardo ante el Covid-19.

Dentro del tópico de la cartelería se contempla a la carta física de los bares, la cual no se podrá utilizar y deberá ser de manera virtual. En bares de Monte Grande, por ejemplo, se muestra la carta a través de un mensaje de WhatsApp, en donde además se ofrece la posibilidad de pagar con código QR una vez finalizada la comida.

Será obligatorio disponer de un recipiente con alcohol en gel o solución sanitizante autorizado por ANMAT sobre cada mesa para uso de los cliente, mientras que el mozo será quien sanitizará previamente al sentarse a los comensales.

El local estará encargado de, antes y después de cada cliente, realizar una minuciosa limpieza y desinfección de todos los elementos y espacios utilizados por cada uno de ellos.

Sobre las mesas, se deberá evitar la colocación de manteles y se dispondrá del uso de individuales para retirarlos luego de cada uso para su limpieza y desinfección. En caso de tener que utilizar manteles, se deberán cubrirlos con un protector de nylon cristal para facilitar su limpieza o cambiarlos tras la utilización de cada cliente. Las servilletas del servicio deben ser de papel, sin excepción.

En tanto, se recomienda que las bebidas que se expendan sean cerradas en botella o lata; los insumos correspondientes al “servicio de mesa” (pan, hielo, servilletas, aderezos) sean provistos al comensal por el personal de servicio en el momento del mismo y, para evitar su contaminación, estos elementos no deben quedar en las mesas; las piezas de pan y el hielo no deben tomarse con las manos, para lo que se deberán ser servidos en los recipientes correspondientes mediante el uso de pinzas de uso exclusivo para cada producto.

Por último, el protocolo obliga a medir la temperatura a aquellos que ingresen al local como a los empleados, que previo al ingreso a la jornada laboral deben tener una temperatura menor a los 37.5ºC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *