Clausuraron los clubes CUBA y Excursionistas por «incrementar el riesgo de inundaciones»

Club-CUBA-clausurado

El Gobierno porteño verificó que ambas instituciones vierten el polvo de ladrillo de las canchas de tenis a la red pluvial. Las medidas se suma al cierre del Lawn Tennis Club.

El Gobierno porteño clausuró las sedes de Palermo de los clubes CUBA y Excursionistas por verter polvo de ladrillo de las canchas de tenis a la red pluvial, entre otras irregularidades.

En un comunicado, el Ejecutivo de la Ciudad explicó que «el volcado del polvo de las canchas es una falta grave ya que obstruye el sistema de desagüe, incrementando el riesgo de inundaciones«.

Las infracciones fueron registradas dos operativos de la Dirección General del Sistema Pluvial y la Dirección General de Control de la Agencia de Protección Ambiental (APrA). En el caso de Cuba, en una inspección realizada hoy en la sede que tiene ingreso por Belisario Roldán 4950 se verificó una doble conexión de los desagües de las canchas.

«La primera vertía el polvo de ladrillo directo a la red pluvial, lo que hace que se taponen los desagües, especialmente en días de lluvia. La segunda arrojaba los barros o fluidos con el polvillo directamente al arroyo Maldonado. Es decir que los efluentes con polvo de ladrillo de las canchas del club iban directo al sistema pluvial y al arroyo», explicó el Gobierno porteño.

No obstante, no se clausuró todo el club, sino sólo el sector de canchas de tenis. La medida se prolongará hasta que CUBA presente un plan de adecuación que incluya la construcción de zanjas y cámaras de filtrados.

Eso no es todo: la Ciudad también constató que el club no cuenta con Certificado de Aptitud Ambiental ni está inscripto como generador eventual de residuos peligrosos ni de aceites vegetales usados que se generan en el bar.

En Excursionistas, en tanto, ayer por la mañana se dictó la clausura inmediata porque el club no cuenta con una cámara decantadora de barros y el polvo de ladrillo va directo a la vía pública.

«Además del polvo de ladrillo, el club también vertía agua con brea al cordón cuneta desde la cancha de fútbol, donde se está instalando césped sintético», añadió la Ciudad.

Estas medidas se suman a la clausura del Lawn Tennis Club, realizada el mes pasado, ya que la institución vertía el polvo de ladrillo y desechos cloacales a la red pluvial del Parque Tres de Febrero a través de conexiones irregulares.

polvo-ladrillo-vertido

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.