Chaco:Un asesino apodado «el hombre de las mil caras» tenía privilegios en prisión

El acusado de por lo menos tres asesinatos por encargo, tenía baño privado, un piso especial para caminar descalzo, Internet, celulares y otras comodidades.

Para Raúl Menocchio ser el principal sospechoso de un doble homicidio de repercusión nacional no significa que haya que perder cierto estilo. Probablemente por eso no tardó en convertir su precaria celda de un penal del interior del Chaco en una habitación súper confortable : baño privado, piso especial para poder andar descalzo con comodidad y computadora y servicio de internet eran algunos de los beneficios de los que gozaba “El hombre de las mil caras”.

Sin embargo, la existencia de tales privilegios se filtró y ahora Menocchio deberá empezar desde cero en otro centro de reclusión. La noticia sobre su encierro VIP desató un escándalo en la provincia y motivó que lo trasladaran, mientras se abría una investigación sobre este trato preferencial.

Dueño de un importante prontuario, “El Gusano” Menocchio está acusado de haber organizado y ejecutado el asesinato del terrateniente Manuel Roseo (propietario de 250.000 hectáreas de campo en el noreste argentino) y de su cuñada. Detrás del caso, hay una trama de engaños y estafas para quedarse con los campos del hombre.

Los crímenes ocurrieron el 13 de enero en Castelli. Menocchio estaba alojado desde febrero en la alcaidía de Presidencia Roque Sáenz Peña. Pero la semana pasada lo trasladaron a Resistencia . La explicación oficial fue que era inminente el inicio del juicio oral en su contra por otra causa: el asesinato del productor televisivo Claudio Nozzi, cuyo cuerpo apareció flotando en el Paraná en 2005.

Sin embargo, ahora se supo que el cambio de lugar de reclusión fue para terminar con los privilegios que tenía en Sáenz Peña. Un procedimiento ordenado por la fiscal Rosalía Nis en aquella celda constató que Menocchio había hecho poner una lámina de goma sobre el piso de cemento y que tenía servicio de internet y una notebook . También disponía de un par de celulares, discos compactos, pendrives y un baño privado propio. Además, como le molestaba la cercanía del inodoro, había logrado que se instalara allí un dispositivo para procesar y drenar el agua del sanitario.

 

Por:Sergio Schneider

Fuente:Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.