Casi el 50% de los chicos no tienen cobertura médica

chicos-pobresNiños y adolescentes del conurbano bonaerense y Gran Córdoba atraviesan la situación más deficitaria en cobertura de salud, según un estudio de la UCA. En los centros urbanos del país, el 22,2% tiene las necesidades básicas insatisfechas.

Casi cinco de cada 10 chicos aún carecen de un sistema de cobertura de salud en Argentina, según el último informe Barómetro de la Deuda Social de la Infancia de la Universidad Católica Argentina (UCA). Esta situación, que afecta al 46,2% de los niños y adolescentes en los grandes centros urbanos del país, se refiere a la falta de obra social, mutual o prepaga.

La situación de vulnerabilidad depende del lugar que se analice. El conurbano bonaerense y Gran Córdoba –que incluye la ciudad de Córdoba y el área metropolitana que la circunda– son los lugares con mayor déficit en salud, con un 53,0% y 48,4% respectivamente.

Mientras que en el resto de los aglomerados urbanos del interior proyectan una situación cercana al promedio nacional, la situación es menos deficitaria para niños y adolescentes en la ciudad de Buenos Aires, pues la falta de obra social sólo afecta a dos de cada 10 chicos.

A falta de una cobertura médica, el estudio también analiza la distancia de servicios públicos como hospitales y salas con respecto al hogar del chico. Y es considerado como un «factor de vulnerabilidad» cuando el recorrido supera las 10 cuadras.

La Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA) está a cargo del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad y se realiza en 5.712 hogares de 20 aglomerados urbanos de 80.000 habitantes y más.»En esta situación se encontraba, en el último trimestre de 2012, el 14,7% de la niñez y adolescencia urbana, si bien a lo largo del trienio analizado se registra una leve caída de la proporción de niños/as en dicha situación», especifica. Este progreso en cuanto a mayor cercanía de los centros de salud se observa en el Gran Buenos Aires, estable para el resto de los aglomerados y peor en el caso del Gran Córdoba.

A pesar de la vulnerabilidad en la atención de salud, en la gran mayoría el estado de salud se calificó como «muy bueno» (60,5%) y «bueno» (36,1%) según los adultos de referencia, como madre, padre o adulto responsable de la crianza.

El análisis también se centra en los datos de pobreza e indigencia de la niñez. En este sentido, el 22,2% de los menores de hasta 17 años en los grandes centros urbanos de Argentina poseen las necesidades básicas insatisfechas (NBI).

Este indicador se encarga de medir la «pobreza estructural», e incluye características de condiciones de vida –higiénicas, ambientales, de vivienda– más allá de los ingresos mensuales del hogar que habita el niño o adolescente.

La ciudad de San Miguel de Tucumán y sus alrededores registró el índice más alto con carencias básicas, pues afecta al 28,4 por ciento de los niños.

Por ejemplo, el 40% de la niñez y adolescencia urbana en 2012 residía en viviendas sin acceso al gas de red, situación de déficit que no experimentó variaciones indicativas en los últimos tres años. Y el 17,1% de la infancia y adolescencia en viviendas que no tienen acceso a agua corriente.

estadística-cobertura-médica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *