Berazategui: Kiosquero mata a menor delincuente

Sucedió en la localidad bonaerense de Berazategui, cuando el dueño de un polirrubro, con un revólver, dio muerte a uno de los 2 delincuentes que pretendieron desvalijarlo. El comerciante permanece en libertad porque la Justicia consideró que actuó en legítima defensa.

El propietario de un polirrubro mató a balazos a uno de los delincuentes que pretendieron asaltarlo en su local, en un nuevo suceso de justicia por mano propia, que está vez sucedió en la localidad bonaerense de Berazategui. Se estableció que el occiso era un adolescente, de 17 años. La Justicia resolvió no detener al comerciante, por considerar que actuó en legítima defensa.

Al respecto, los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron que el sangriento hecho se produjo cuando los individuos, quienes portaban cuchillos, ingresaron con fines de robo a un local situado en el cruce con 14 y 116 A, en el citado distado distrito, en el sur del Conurbano provincial.

Trasccendió que el comerciante, de 38 años, resolvió ofrecer resistencia al asalto y, rapídamente, logró apoderarse de un revólver 32 largo, con el que se defendió a balazos del accionar de los malvivientes.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, uno de los asaltantes, identificado como Emiliano Tabías Rivera, de 17 años y residente en dicha zona, alcanzó a darse a la fuga a la carrera del establecimiento, pero cayó ensangrentado en calle 12, entre 116 y 177, tras haber sido alcanzado por un certero proyectil de arma de fuego en la región intercostal derecha, oportunidad en la que dejó de existir.

Pesquisas policiales de la comisaría 1ª de Berazategui se ocupan de investigar lo ocurrido.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Tentativa de robo y homicidio”, la doctora Silvia Noemí Borrone, fiscal de la Unidad Funcional N° 4 de Berazategui, dependiente del departamento judicial de Qulmes.

Un comentario de “Berazategui: Kiosquero mata a menor delincuente

  1. No estoy de acuerdo con matar. Esa no es la solución

    El ánimo de matar que caracteriza este tipo penal no es exclusivamente el dolo específico de matar o animus necandi, sino el dolo homicida,

    Artículo 81.
    1. Se impondrá reclusión de tres a seis años, o prisión de uno a tres años:

    a) Al que matare a otro, encontrándose en un estado de emoción violenta y que las circunstancias hicieren excusable; b) Al que, con el propósito de causar un daño en el cuerpo o en la salud, produjere la muerte de alguna persona, cuando el medio empleado no debía razonablemente ocasionar la muerte.

    Probablemente vaya a la cárcel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *