Avellaneda: Ya son 566 los casos de Covid-19, primeros en la región

Se sumaron 22 casos en las últimas horas. En el distrito ya fallecieron 13 personas por Coronavirus.

En las últimas horas se sumaron 22 casos de Coronavirus en Avellaneda. El Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires informó esta tarde que eran 566 los casos, en sintonía con lo precisado por el gobierno local en el parte del sábado.

El Mapa de Situación del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires informa que son 566 los casos confirmados en el distrito, entre los que menciona los 65 vecinos recuperados y las 13 muertes. La tasa de letalidad es del 2,30 por ciento.

La cartera dirigida por Daniel Gollán informa que se realizaron 2.454 testeos en Avellaneda y detalla que la gran mayoría de los contagios fue por circulación comunitaria. Dentro de esa categoría aparece el 61,3 por ciento de los casos, un 11,0 fue por contacto estrecho y un 6,4 responde a trabajadores de la salud. Hay un 0,5 por ciento de casos importados y un 20,8 en investagión.

El gobierno local apunta que ya fueron descartados 1.709 casos y hay otros 218 en estudio.

El Comité Operativo de Emergencia de Villa Azul resolvió que desde el lunes habrá una cuarentena focalizada en ese barrio, después de los 14 días de aislamiento comunitario que se instrumentó en el barrio para contener el foco de contagios de coronavirus.

Estuvieron presentes vecinos y vecinas representativas del barrio, los intendentes de Quilmes, Mayra Mendoza; de Avellaneda, Jorge Ferraresi; los ministros Sergio Berni (Seguridad) y Andrés Larroque (Desarrollo de la Comunidad); y el viceministro Nicolás Kreplak (Salud).

La decisión del COE establece que ante la emergencia sanitaria declarada en esta nueva etapa las personas que tengan algún caso confirmado que esté haciendo aislamiento domiciliario o los contactos estrechos que estén bajo aislamiento sanitario no pueden salir de ninguna manera de sus casas.

Contempla, entonces, flexibilizar la circulación dentro del barrio y hacia afuera bajo las normas vigentes del aislamiento social preventivo obligatorio, con la excepción de los casos y los contactos estrechos, que tienen que permanecer en sus domicilios.

Podrán ingresar y salir del barrio quienes sean trabajadores esenciales y bajo un estricto control sanitario y de seguridad; se retomará la atención primaria en los CAPS y se dejará una unidad móvil tomando muestras ante la aparición de casos sospechosos en el CAPS de Quilmes. A la vez, se continuará con presencia policial para garantizar cumplimiento del ASPO y se establecerán puestos de acceso al barrio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.