Avellaneda: Policía se tiroteó y abatió a dos jóvenes que intentaron asaltarlo en Wilde

Un Subcomisario de la Policía Federal (49) mató a un delincuente e hirió a otro que intentaron asaltarlo, en un hecho ocurrido este domingo por la tarde en Wilde, partido de Avellaneda.

Fuentes policiales informaron que el hecho ocurrió este domingo alrededor de las 18 en la esquina de Boulevard de los Italianos y Teniente Lafuente, en Wilde, cuando un Subcomisario de la Policía Federal fue interceptado por dos sujetos que se movilizaban en una moto.

Según declaró el policía, los sujetos se bajaron de la moto y estaban armados. Cuando intentaron asaltarlo, el efectivo de la Federal se dio a conocer y mantuvo un breve tiroteo con ellos.

En el enfrentamiento, el policía abatió a uno de los ladrones e hirió al otro de gravedad que fue trasladado a un centro asistencial.

En la causa interviene la UFI 3 de Avellaneda-Lanús, a cargo de la Fiscal Natalia Miliore

Según se supo, la fiscal intenta aclarar si el oficial actuó en legítima defensa y además ordenó una pericia sobre la pistola empleada en los disparos, la cual no es su arma reglamentaria.

Además, la instructora aguardaba imágenes de las cámaras de seguridad y el resultado de las pericias iniciadas en el lugar del hecho.

«No sabía que robaba»

El padre del adolescente de 17 años aseguró hoy que si bien “controlaba” a su hijo y le revisaba su habitación para saber si estaba en «cosas raras», “no sabía que robaba” y “sospecha de la gente con la que se juntaba”.

Gerónimo Córdova, padre de Alexander Javier (17), dijo a Télam que se enteró de la muerte de su hijo por un comisario.

“Lo llamé a mi hijo para saber dónde estaba porque no me respondía los mensajes y me atendió un comisario que me dijo que le habían pegado dos tiros”, sostuvo.

El hombre afirmó que no sabía que su hijo era delincuente aunque reconoció que sospecha de los jóvenes con quienes se juntaba.

“Me enteré todo ayer, no sabía que robaba. Él arreglaba motos, iba a la escuela, lo controlaba a ver dónde estaba. Desde hace un tiempo sospechaba que tenía mala juntas”, afirmó.

El padre indicó que le revisaba la habitación al adolescente y que nunca halló un arma entre sus pertenencias.

Además, señaló que “nunca le enseñó” a su hijo a robar y que “por mala suerte tomó esa decisión”.

“Mi familia es trabajadora, salimos a cortar pasto con él (por Alexander) y su hermano. Pasó lo que no tenía que pasar”, remarcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *