Avellaneda: Lluvia de quejas y reclamos vecinales a la comisaría 1ra

   Desde hace unas semanas, las redes sociales, recogen quejas y reclamos de los vecinos al trabajo de los efectivos policiales de la comisaría 1ra, son vecinos de distintos barrios que tienen como jurisdicción a la comisaría 1ra, por un lado vecinos de Sarandí se quejan de los jóvenes en moto que venden drogas y también roban en la zona.

Ya son muchos los padres de alumnos de escuelas cercanas a las avenidas Mitre y Belgrano que denuncian robos a los alumnos, especialmente de celulares y mochilas, la situación no es nueva, otro punto de reiteradas quejas es la Plaza Alsina donde los trapitos suelen beber cerveza y fumar porros molestando a los vecinos y especialmente a los alumnos, hecho que a pesar de la cercanía de la comisaría no se ha resuelto, en el extremo de lo ridículo, la casa de la cultura suele tener 4 efectivos de la Policía Local charlando.

Transitar por Monseñor Piaggio entre Av. Mitre y Av. Belgrano es otra osadía, varios trapitos y los autos estacionados en doble fila generan un caos, en esto también hay una importante responsabilidad del municipio y la falta de controles de tránsito que solo se dedican a acarrear autos.

En el colmo de la impunidad, en la esquina de Colón y Maipú, los jóvenes se juntan a beber cerveza y fumar porros sin importarles la hora y la cercanía con la Jefatura Distrital de Avellaneda, a metros de la esquina en Maipú 312 funciona un kiosco que expende bebidas alcohólicas sin ningún control y que por las características no puede estar habilitado, este tipo de comercios, son los que fomentan que algunas esquinas sean utilizadas para punto de reunión de jóvenes que aprovechan para vender desde estupefacientes a celulares de dudosa procedencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.