Avellaneda: Brigadas policiales compiten con los delincuentes, nos tapó el agua

policía-enmascaradosCualquier ciudadano, vecino y más aún cualquier abogado, político o periodista, sabe perfectamente el rol que cumplen las «brigadas» policiales en el esquema de las fuerzas de seguridad, temidas por la forma impune y prepotente de sus miembros, estos «caminan la calle» con ese run run de gente «pesada», algunos llamados «masca chicles», y a pesar de los intentos de los gobiernos, sean estos provinciales o nacional, poco han podido hacer para cambiar las cosas.

Con la tranquilidad que les da el recorrer las calles en grupo, de vestir de civil sin ninguna identificación a la vista y portando el arma como en las películas o bien esgrimiéndolas por esa misma impunidad del anonimato, donde en minutos deciden si benefician o perjudican al que le toco en turno, a veces apretando a delincuentes en lugar de investigarlos, y otras a inocentes por el solo hecho de buscar un beneficio económico que ellos creen les corresponde por trabajar sin un horario físico y por el hecho de que ellos son los dueños de la calle.

Mucho se ha escrito sobre los abusos de las «brigadas» y a pesar de que políticos han reconocido son las «cajas negras» de recaudación, casi nada ha cambiado, tal vez por los estrechos vínculos que suelen tener estos efectivos policiales con Jueces y Fiscales, mucho más directo que el resto de los uniformados.

En medio de una de las peores crisis de inseguridad que viven los vecinos del partido de Avellaneda, la aparición de un cuerpo esposado y encapuchado en el Arroyo Santo Domingo, del que curiosamente las autoridades policiales que suelen convocar a los medios para expresar sus hipótesis han guardado silencio, ahora surgen denuncias de una «brigada policial» que comienza deteniendo la circulación de ciudadanos en autos de alta gama, simulando un procedimiento policial, con algunos pocos datos sobre la persona, y posteriormente privándolo de su libertad para interrogarlos sobre sus actividades, solicitando rescate en efectivo, joyas o plasmas para su liberación y además pretendiendo apropiarse bajo coacción del rodado en el que circulaba la víctima, obligando a firmar 08 en blanco y Boleto de Compraventa, con la extorsión de inventar una causa penal o fraguar un enfrentamiento al tirarle al costado del cuerpo un «perro» (en la jerga policial se llama así al arma de fuego que se planta a un detenido o abatido). Linda gente ¿no?.

Ustedes creen que los delitos suceden por casualidad?, que los policías de las brigadas tienen problemas de visión? dejen de mentirles a los ciudadanos y asuman que tienen efectivos policiales fuera de control, porque son efectivos enfermos, por algo duró muy poco la iniciativa de someterlos exámenes físicos que incluían las adicciones.

¿Qué pasó con las denuncias de los comerciantes de Wilde, que eran amenazados por efectivos policiales de investigaciones?, parece que nada, vaciaron el lugar y con eso se terminó todo, los designaron en otro lugar donde repetirán la misma conducta sabiendo que no pasa nada.

Son tan ingenuos los políticos que tienen a su cargo la policía que a nadie le sorprende que haya policías con autos de más de 200 mil pesos, tengan familias numerosas con hijos en colegios privados, viajes y vacaciones onerosas, gastos de tarjeta que triplican los sueldos, ¿nadie controla nada?.

Desde este medio hemos puesto al tanto de estas actividades a las autoridades provinciales, al Ministerio de Seguridad y a la Auditoría General de Asuntos Internos, porque es imposible cualquier esfuerzo político si los que tienen que cuidarnos son los que nos hacen víctimas, y debe terminar la impunidad de los que deshonran el uniforme policial, aunque vistan de civil, también desde estas líneas hacemos responsables de nuestra integridad física al señor Gobernador Daniel Scioli, al Ministro de Seguridad Alejandro Granados, la Auditora General Dra. Viviana Mónica Arcidiácono, al Jefe Distrital Manuel Canosa, al intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi, ya que se supone que LAS CÁMARAS DE SEGURIDAD FUNCIONAN Y SON MONITOREADAS, entonces, ¿esto nadie lo vió?.

Adjunto resumen del último hecho delictivo

La que nos faltaba a los vecinos de Avellaneda, policías secuestradores y ladrones, habría varias denuncias, consultado Asuntos Internos no descartaron los hechos, pero no brindan información. Justo a días de que apareciera un cadáver en el arroyo de Sarandí encapuchado y esposado, anoche se registro un secuestro y robo de auto a un vecino, al que sujetos que se identificaron como policías, bajaron del auto y lo encapucharon y ataron con precintos, para hacerlo hacer llamados solicitando dinero, plasmas, joyas y que les firmara un cero 8 y boleto de compra venta del auto que está en poder de los delincuentes, si lo ven llamen al 911 la patente es ERI 182 Honda Civic de color gris topo. Los poli delincuentes circulaban en un Suzuki Fan, gris, una Suran gris con vidrios polarizados y un Ford Fiesta Kinetic, oscuro azul o negro. Vecinos testigos del hecho aseguran que también participó una camioneta de doble cabina de color rojo.
Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.