Quilmes:Subcomisario a los tiros

Un oficial de la Policía Bonaerense mantuvo un enfrentamiento con marginales que pretendían interceptarlo en momentos que llegaba a su casa de la localidad bonaerense de Quilmes Oeste. Logró ponerlos en fuga.

Un subcomisario de la policía bonaerense se tiroteó con delincuentes que intentaron agredirlo aún no se determino si con fines de asaltarlo cuando llegaba a su casa, o por otro hecho distinto, en el partido bonaerense de Quilmes, informaron fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió alrededor de las 23:00 hs. del martes, cuando el subcomisario Gustavo Rubén Adolfo Dematteyl, legajo 21795, regresaba a bordo de su Volkswagen Gol a su casa ubicada en 381 -ex Urrestarazu-, entre Pellegrini y Malvinas Argentinas, de Quilmes Oeste, en el sur del conurbano bonaerense.

Según dijeron los voceros, cuando Demattey, quien se desempeña en la seccional de la localidad de El Jagüel, del partido de Esteban Echeverría, se encontraba a unos cinco metros de su casa y aminoraba la marcha para estacionar, se le cruzó adelante una camioneta Renault Kangoo.

El subcomisario reaccionó rápidamente y bajó del vehículo, observó que en la camioneta había al menos dos personas armadas, se identificó como policía y comenzó a dispararles.

Demattey intercambió tiros brevemente con los delincuentes hasta que, finalmente éstos pusieron en marcha la Kangoo, aceleraron y escaparon a toda velocidad.

De acuerdo a lo relatado más tarde por el subcomisario, cuando la camioneta con los agresores se iba del lugar, pudo observar que era seguida de atrás por un Volkswagen Gol, aunque no pudo determinar si se trataba de cómplices en un auto de apoyo o de otra persona que pasaba por el lugar y, al escuchar los disparos, se asustó.

Además, Demattey relató a la policía de la comisaría de Quilmes 5ta. La Cañada, con jurisdicción en la zona, que creyó haber logrado herir a uno de los asaltantes, por lo que también averiguaban si durante la noche se había presentado algún baleado en los centros asistenciales cercanos.

Interviene en la investigación la Jefatura Departamental de Quilmes y la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del departamento judicial del mismo distrito, a cargo de Leonardo Sarra.

El subcomisario tuvo un pasado olvidable en la Brigada de Drogas de Quilmes, donde tuvo varias quejas y denuncias de fraguar procedimientos policiales para beneficio personal, por aquellos años se lo conocía como «el sembrador» entre sus pares. Quedará en la justicia determinar que fue lo que ocurrió, si se trato de un simple hecho de inseguridad más o si se trato de un ajuste de cuentas, teniendo en cuenta los últimos hechos criminales que han involucrado a policías bonaerenses con hechos de corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *