La UIA apuntó contra Gobierno: «Si la sociedad quiere suicidarse, seguirá con este modelo»

El vicepresidente tercero de la UIA, Guillermo Moretti, advirtió además que las altas tasas de interés que se pagan «son de quiebre para cualquier empresa». «La situación es muy, muy complicada, y están cerrando empresas», comentó.

El vicepresidente tercero de la UIA, Guillermo Moretti, dijo que «si la sociedad quiere suicidarse seguirá con este modelo económico» y advirtió que las altas tasas de interés que se pagan «son de quiebre para cualquier empresa».

«Tendremos que ver cómo aguantamos, cómo esperamos, cuánto aguanta la sociedad. La salida es cambiar este modelo. Esto es la realidad. Ahora, si la sociedad quiere suicidarse seguirá con este modelo», dijo el también presidente de la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe).

Según Moretti, el modelo económico «no solo no contempla al sector industrial, sino tampoco a muchos sectores de la sociedad que quedan afuera».

Dijo que como el Gobierno fue electo por la sociedad, tendrá que terminar su mandato, y «luego se verá cómo sigue esto en las próximas elecciones», porque la situación es «muy, muy complicada, y están cerrando empresas».

Al graficar la situación industrial en Santa Fe, el empresario dijo que hay 300 empresas fabriles en Proceso Preventivo de Crisis en la provincia, y la mayoría «tiene caídas de entre 40% y 50% en sus ventas».

El empresario consideró en declaraciones a la radio AM 530 que «hay un fanatismo ideológico» en un grupo de personas para justificar las políticas impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo cual ocurre no solo en la Argentina sino también en el mundo.

Moretti señaló que los países que fueron a déficit cero por orden del FMI tras la crisis mundial del 2008 terminaron como Italia, España y Grecia, endeudados y con la economía quebrada; mientras que otros como Estados Unidos e Inglaterra «resurgieron» impulsando su mercado interno.

El dirigente fabril dijo que la llegada de Dante Sica al Ministerio de Producción había generado «expectativas en algunos empresarios», pero no en otros, dado que se sabía que el modelo económico «no lo iba a manejar él».

«Tengo mucho respecto por Dante, pero en la primera reunión ocho días después de su asunción dijo que la tasa -que estaba en 38%- iba a ir a la baja en 45 días. Dos semanas después, la tasa saltó al 73%, y hoy está aún por encima del 60%«, dijo Moretti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *