Clausuraron más de 500 hoteles en la Ciudad que funcionaban como «aguantaderos»

Hoteles-clausuradosVenta de droga, refugio de bandas delictivas y talleres clandestinos fueron algunos de los delitos que se constataron en los más de 2.900 allanamientos de la Agencia Gubernamental de Control.

Fueron en total 2.977 allanamientos que se realizaron en los últimos dos años, gracias al trabajo en conjunto hecho por la Agencia Gubernamental de Control junto con la Dirección Nacional de Migraciones y la Policía Federal y la Metropolitana. Balvanera, Constitución, San Cristóbal y Almagro son los barrios donde se concentra la mayor cantidad de estos inquilinatos que escondían graves faltas.

Se clausuraron 590 hoteles, muchos de ellos sin habilitación, y los que se encontraban habilitados, que albergaban gran cantidad de ciudadanos con residencia ilegal en el país, tenían graves fallas de seguridad e higiene.
«Esta problemática es un tema de alta criticidad ya que comprende un abanico de actividades delictivas que ponen en peligro a muchos vecinos de la Ciudad que las sufren día a día», resaltó Juan José Gómez Centurión, director ejecutivo de la AGC en declaraciones a la prensa, luego de presentar los resultados de las investigaciones.
Dentro de estos inquilinatos encubiertos se encontraron desde talleres clandestinos que funcionaban dentro de las habitaciones hasta cocinas para procesar pasta base, refugios para delincuentes con pedido de captura e incluso acopio de mercadería ilegal que luego sería comercializada por los manteros de la zona. Según se detalla, la mayoría de los extranjeros en situación irregular eran senegaleses.
El 80% de las clausuras corresponden a lugares cercanos a estaciones de trenes como Once y Constitución, donde se concentra gran cantidad de gente, situación aprovechada por los delincuentes para eludir los controles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *