CICOP marcha contra la reforma de la Carrera de Salud en CABA este miércoles 21/11 a las 11:00

El PRO, que gobierna en CABA desde el año 2007, avanzó una vez más sobre los derechos de lxs trabajadorxs. En esta oportunidad, bajo la gestión de Rodríguez Larreta, se afectó a quienes se desempeñan en el área de la Salud Pública. A partir de la sanción de la ley 6035/18, se modificó la Carrera Profesional en diversos aspectos que flexibilizan aún más las relaciones laborales y  modifican la vigencia de los derechos adquiridos.

En ese sentido, sobre un armado cuya estratificación en profesiones con salarios y condiciones de trabajo diferenciados viene desde hace años atentando contra la conformación y jerarquización de  los equipos sanitarios en hospitales y centros de salud de la Ciudad, la reforma sancionada dispone, entre otras cosas, que lxs licenciadxs en Enfermería, en Bioimágenes, en Biotecnología y en Instrumentación Quirúrgica, dejen de ser profesionales para quedar enmarcados como empleadxs administrativxs.

La sanción de esta ley va en línea con el decreto que crea el “Complejo Hospitalario Sur”, reuniendo en un solo predio -el del Hospital Muñiz-, al Hospital de Gastroenterología Udaondo, el Oncológico María Curie, el de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer y al Instituto de Rehabilitación Psicofísica. Se trata de políticas de ajuste, una reforma laboral encubierta y menos derechos para la población.

En la Provincia de Buenos Aires, la lucha que desarrolló CICOP en sus inicios y que sostuvo firmemente a través de sus treinta años de vida permitió la sanción y vigencia de la Ley 10471 que nos rige desde 1987 y que incluye en su articulado, en igualdad de condiciones, a las diferentes profesiones que integran el equipo de Salud. Se trata de una conquista que seguimos dispuestos a defender y que nos ha fortalecido a lo largo de los años para luchar en conjunto como gremio por mejores salarios y condiciones de trabajo.

Saludamos que la medida del gobierno de la Ciudad haya encontrado resistencia en lxs trabajadorxs de la Salud, encabezadxs mayoritariamente por el personal de enfermería, quienes ya se manifestaron en forma masiva el pasado 9 de noviembre. Nos solidarizamos con lxs compañerxs afectadxs  y repudiamos enérgicamente estas decisiones. Acompañaremos  la movilización que el 21 de noviembre hará oír su voz en las calles. Como lo hicimos en la Marcha Federal en Defensa de la Salud Pública el pasado 4 de octubre, en unidad de acción con todos los sectores, volvemos a decir que “No hay Salud Pública con sus trabajadorxs sin derechos”.

 

Una nueva etapa, la misma lucha

Transcurrida apenas una semana desde el cierre de la primera paritaria del año 2018 de lxs profesionales de la Salud, el escenario que enfrentamos, tanto en el contexto general como en el de la Salud Pública en particular, continúa siendo crítico para grandes sectores de la población. La sanción de la Ley de Presupuesto Nacional 2019 ocurrida el miércoles 14 de noviembre en el Senado, donde el oficialismo estuvo acompañado por gran parte de la oposición, augura hacia adelante aún más ajuste y padecimientos para la gran mayoría de la población. El Ministro Dujovne, fiel alumno del Fondo Monetario Internacional, lo expresó con la mayor crudeza posible al decir que “en la historia del país nunca se había hecho un ajuste de esta magnitud sin que cayera el gobierno que lo impulsaba”, lo que constituye toda una definición.

En la Provincia de Buenos Aires, la Legislatura está en la etapa de recibir los informes que brindan lxs funcionarixs a cargo de las diferentes áreas, para luego avanzar con el tratamiento del Presupuesto, probablemente en la primera semana de diciembre. El martes 20 será el turno del Ministro Andrés Scarsi, quien deberá explicar las razones por las cuales, frente a la profundización de la crisis del sistema sanitario provincial a su cargo, la partida destinada al sector es aún más baja que la asignada en 2018. Será extremadamente dificultoso iniciar algún camino que mejore las condiciones de lxs trabajadorxs de la Salud y de la atención de la población bonaerense si no hay voluntad política de dotar al área de los recursos necesarios para su funcionamiento.

CICOP mantiene su firme compromiso de formar parte de las expresiones que, en conjunto con otros gremios estatales y organizaciones sociales, rechacen con  fuerza y en la calle un presupuesto provincial que sólo aumentará los niveles de pobreza e indigencia en el territorio bonaerense y de ningún modo garantizará los derechos de sus habitantes a la educación, la salud, la justicia y las políticas públicas en su conjunto. En esa línea, promoveremos acciones comunes y movilizaciones conjuntas que manifiesten fuertemente nuestro posicionamiento histórico ante una nueva merma en el porcentaje destinado a Salud.

 

Mesa Técnica de Violencia

En cumplimiento del acuerdo paritario alcanzado recientemente, el Ministerio de Trabajo provincial convocó para el miércoles 14 de noviembre a la Mesa Técnica que aborda la temática de la Violencia en las instituciones de Salud. La última convocatoria había sido en 2016, siendo el inexplicable retraso de su puesta en marcha una más de todas las cuestiones que el Gobierno de María Eugenia Vidal viene incumpliendo desde que asumió.

La reunión contó con la presencia de lxs funcionarixs responsables del área. Lxs paritarixs de CICOP plantearon las graves falencias que se registran en hospitales y centros de salud por la ausencia de medidas de prevención que, si funcionaran adecuadamente – con personal suficiente, insumos e infraestructura acorde -, sin dudas disminuirían los riesgos a los que se ven frecuentemente sometidos trabjadorxs y usuarios del sistema. Nuestra observación principal se basa en que el enfoque ministerial está centrado en la valoración de los hechos una vez producidos, siendo muchas veces muy tarde en relación a evitar que los mismos se produzcan.

Los cuatro pilares de esa política de prevención, fruto de un trabajo iniciado por el gremio con el gobierno anterior y cuyos acuerdos deberían haber tenido continuidad en esta nueva etapa, son: 1) presencia policial suficiente en las afueras de los establecimientos; 2) cuidadorxs hospitalarixs en número necesario y capacitadxs para cumplir sus funciones; 3) dispositivos de atención, orientación y distribución de la demanda (triage, consultorios de demanda espontánea); 4) funcionamiento regular de los Comités Mixtos de Salud y Seguridad en cada institución.

Las graves situaciones de violencia ocurridas en los Hospitales Evita Pueblo de Berazategui, Fiorito de Avellaneda y López y Planes de Gral. Rodríguez, para citar sólo algunos ejemplos de las últimas semanas, dan cuenta de que ninguno de los puntos descriptos tiene cumplimiento efectivo, por diferentes razones que deben enmarcarse en la crisis más general del sistema de Salud provincial, a pesar de la especificidad de la temática. En tal sentido, la política de recursos humanos gubernamental, con la consecuente escasez de personal, ocupa un papel principal.

Lxs funcionarixs asumieron el compromiso de traer a la próxima Mesa Técnica datos ciertos sobre los puntos mencionados, a fin de poder darle continuidad a la discusión sobre bases concretas. CICOP, por su parte, pondrá en marcha en las próximas semanas un relevamiento propio en todas las seccionales a fin de confrontar la información que nos suministren con la realidad objetiva de cada lugar de trabajo, intentando respuestas que resuelvan las graves situaciones que padecemos en la tarea cotidiana y que fundamentalmente afecta a los sectores más vulnerables de la población.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *