Tras las críticas, Scioli aclaró que irá “a fondo” en la investigación

El marido de Carolina Píparo, la embarazada baleada durante una salidera bancaria en Gonnet, partido de La Plata, había dijo que el gobernador reconoció “estar atado de manos”, en el marco de la investigación por este delito. Ayer, el mandatario advirtió que está “al frente” de la lucha contra la inseguridad y le garantizó llegar hasta las últimas consecuencias para dar con los responsables del episodio.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, salió al cruce ayer de las declaraciones del marido de Carolina Píparo, quien resultó baleada durante una salidera bancaria y continúa con su recuperación. “Me dijo que tenía las manos atadas”, advirtió la pareja de la víctima del violento episodio en Gonnet. Frente a esto, el mandatario advirtió que irá “a fondo” en la investigación, al tiempo que aclaró que está “al frente de la lucha contra la inseguridad”.

“Le puedo garantizar a Píparo que vamos a ir a fondo, como lo hice. La sociedad en general y Píparo en particular tienen claro mi compromiso y la lucha que estoy llevando adelante, prueba de ello es que están todos detenidos”, dijo el gobernador durante un acto realizado en la sede central del Banco Provincia.

El mandatario salió de esta manera al cruce de las declaraciones que lo cuestionaron por la investigación que se lleva a cabo por el caso Píparo, entre ellas la de Juan Ignacio Buzali. «Yo soy un hombre del estado de Derecho, aferrado a la ley, a la constitución, a las instituciones democráticas. Trabajo para adaptar la legislación vigente y pido mayor rigurosidad en el marco de la ley. No hay milagros, tengamos claro que funcionamos dentro de un estado de Derecho», dijo Scioli.

El Gobernador dijo que entiende a los familiares de una víctima cuando se enojan, pero aseguró que siempre está al lado de la familia. «Comprendo que el padre se enoje. ¿Cómo no se va a enojar una persona que tiene un dolor desgarrador en el alma? Todo lo contrario. Siempre, en los primeros minutos de producirse estos hechos, estoy al lado de la familia», explicó.

«Hay cosas que yo puedo garantizar, pero dentro del estado de derecho. El Estado puede hacerse cargo de algunas cuestiones y hay otras cuestiones que están en otro ámbito», dijo Scioli, quien aclaró que «la gente sabe que estoy al frente de la lucha contra la inseguridad».

«Esta policía tiene mi respaldo y quiero que sepan que en un operativo que hicimos ayer en la Villa Carlos Gardel aparecieron balas `matapolicía`, que atraviesan los chalecos antibalas», señaló.

Finalmente, el gobernador insistió con el caso Píparo: «En el dolor no hay consuelo, no hay palabras para atenuar el dolor desgarrador de un padre al que se le frustró el sueño del primer hijo. Me hago cargo, no pongo excusas, pero el Estado de Derecho funciona de esta manera».

En tanto, la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense investigará si la Policía provincial brindaba protección a alguno de los detenidos por el ataque a Carolina e interrogará al presunto «marcador» de la víctima.

La medida fue confirmada por el fiscal de La Plata Marcelo Romero, quien aclaró que Asuntos Internos pidió autorización para tomarle declaración a Miguel Angel `Pimienta´ Silva (42) en prisión y él dio el consentimiento.

Al ser indagado por Romero, Silva afirmó que Carlos Jordán Juárez (45), acusado de ser el líder de la banda, tenía conexiones con «policías de La Matanza y San Isidro».

A raíz de esa declaración, el fiscal ordenó entrecruzar los llamados efectuados por los detenidos con los teléfonos de personal policial de esos distritos, a fin de establecer si hubo algún contacto entre sí.

Romero aclaró que el sumario que abrió Asuntos Internos, organismo encargado de investigar a policías, es paralelo a la causa por el ataque a Píparo, pero adelantó que si Silva declara, pedirá una copia para incorporarla a su causa.

Silva confesó ante la Justicia haber «marcado» el 29 de julio a Carolina Píparo dentro de una sucursal platense del banco Santander Río para que luego sus cómplices la asaltaran.

La mujer, embarazada de 9 meses, recibió un tiro cuando llegaba a su casa en auto, debió ser sometida a una cesárea de urgencia y su bebé murió tras permanecer internado una semana en grave estado.

Romero pidió la prisión preventiva para los siete hombres detenidos por la salidera y se estima que el juez de Garantías platense, César Melazo, resolverá el lunes próximo. Los detenidos son Silva, Jordán Juárez, Luciano López (19), Juan Calvimonte (24), Carlos Burgos (18), Carlos Moreno (19) y Augusto Claramonte (44).

Ahora se investiga si la salidera fue planeada desde la cárcel, ya que Juan Carlos Burgos, padre del joven acusado de disparar contra Carolina, se reunió un mes antes del hecho con tres de los presos por el caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.