Volvieron las marchas por la inseguridad en los barrios de Avellaneda

reclamos-por-inseguridad   Vecinos de distintos barrios de la localidad de Avellaneda, comienzan a organizarse para reclamar por hechos de inseguridad que los tienen como víctimas, en algunos casos son apoyados por distintos referentes políticos que en plena campaña parecen recién ahora haberse dado cuenta de lo que los vecinos reclaman hace tiempo.

El ambiente social en Avellaneda se encuentra convulsionado, algunos de los puntos donde se han registrado manifestaciones de los vecinos ya habían sido publicados en nuestro multimedios incluso el entonces Jefe Distrital Canosa, hoy Jefe de la Policía Local incurre en la misma ausencia de seguridad para con los vecinos de Sarandí, uno de los lugares más conflictivos, especialmente en la zona de los alrededores de la Plaza San Martín, que posee personal de la policía local.

Del otro lado de Mitre, también Sarandí, el intento de robo a una policía uniformada que circulaba en su auto particular y fue rodeada por cuatro delincuentes en Arredondo y Supisiche fue un nuevo alerta, ya que el día anterior su hijo fue también víctima de delincuentes al igual que otros vecinos. Son reiteradas y públicas las denuncias de que en la plaza Uruguay, en Deheza y Crisólogo Larralde, donde se han instalado varios delincuentes de la zona.

Por los reiterados robos en las calles Estanislao del Campo, Roca, Eduardo Gutiérrez desde 12 de octubre hasta De Benedetti, el otro problema irresuelto por las autoridades es el aumento en la venta de drogas en la zona, lo que ha incrementado los delitos, ya que muchos de los que huyen lo hacen luego en dirección a Dock Sud, las autoridades ya tenían hace mucho los puntos de venta y refugios de delincuentes, pero nunca se hizo nada al respecto.

Por Gerli, las cosas se han ido complicando y notando la ausencia del cambio de titular de la comisaría 6ta, las esquinas se han ido copando por muchachitos que beben desde pasado el mediodía hasta la madrugada, consumen marihuana y otras sustancias, los vecinos se quejan de la falta de patrullaje y de que nadie hace nada al respecto, se incrementaron los delitos y a la fecha, nadie ha podido identificar en un barrio tan pequeño a los autores del atentado contra el auto y la vivienda de nuestro Editor General Marcelo Ricardo Hawrylciw, demostrando que las preocupaciones de los vecinos son ciertas en cuanto a la eficacia policial, el robo a la sucursal del Banco Macro en la Av. Lacarra y De La Serna aumentó los miedos y las incertidumbres. Hay esquinas donde los vecinos no pueden pasar y esto es ilógico.

En Wilde, los vecinos son tentados con reuniones de políticos de la oposición que en plena campaña, intentan sumar votos desde el miedo de los vecinos, una forma de hacer política oportunista y miserable, ya que algunos de estos políticos, como por ejemplo Bertolotto votaron todo a favor de que se archivaran pedidos de informes sobre seguridad en el HCD y solo ahora parecen recordar que deben representar a los vecinos. Las estadísticas oficiales revelan que se ha incrementado el patrullaje de la zona desde el C.P.C., y el mismo a la fecha es efectivo, con varias detenciones y actos de prevención de delitos, como se pueden leer en la página distrital local de la policía, pero con el problema general de que muchos de los detenidos, más del 90% recuperan inmediatamente la libertad, sean o no menores.

Esta situación de los apresados por delitos con armas, o en el caso de menores que son reincidentes, no parecen ser valoradas desde los funcionarios judiciales, lo que hace que no se pueda apreciar el trabajo policial, para que se entienda, si esto fuera un bote, y por cada balde de agua que saco, se produce un nuevo hueco, inevitablemente el bote se hundirá, más tarde o temprano, ese será el resultado.

Tampoco hay que olvidar las movilizaciones de los vecinos de Piñeyro, que al leer en las redes sobre estas nuevas movidas, intentan volver a organizarse para reclamar seguridad.

Desde el Multimedios El Sindical, hacemos un llamado a la reflexión de los funcionarios judiciales, especialmente a los fiscales que suelen llevar instrucciones lentas, desprolijas y poco efectivas, a las fuerzas de seguridad a extremar los contactos con los vecinos para conocer dónde están parados y que aqueja a los vecinos, a los políticos para que sean responsables y si van a utilizar el tema de la inseguridad lo hagan con compromiso genuino.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *