Villa Lugano: Asesinato y violación

  La víctima fatal siempre se opuso a la relación entre ambos jóvenes. Ocurrió en Villa Lugano. Además, el asesino, un joven de 18 años, había abusado sexualmente de la menor. Tremendo drama.

Un joven de 18 años fue detenido ayer a la madrugada, en el partido bonaerense de Lanús, acusado de haber asesinado a puñaladas al padrino de su novia de 16 años en una vivienda del barrio porteño de Villa Lugano y de haber abusado de la chica.

El homicidio del padrino de la adolescente, identificado por la policía como Héctor Hugo Topa (61), se produjo en la noche del viernes cerca de las 22.30 en una casa ubicada en la calle Albariño al 3600 del mencionado barrio del suroeste de la ciudad de Buenos Aires cuando el joven, llamado Leandro Abel Camacho, se dirigió a la vivienda para hablar con su novia, pero en su lugar se encontró con el hombre.

Según relataron las fuentes, la chica y su madre, Rosa, se dirigieron el viernes al mediodía a una dependencia judicial en Tribunales para radicar una denuncia contra Camacho por haber agredido físicamente a su novia el día anterior. Más tarde, cuando volvían al mencionado domicilio en Villa Lugano, Rosa recibió un llamado del ahora detenido, quien le dijo que estaba esperando a su hija en la casa para conversar sobre lo ocurrido.

Por ese motivo, y a sabiendas de que el padrino de la chica también estaba en el lugar, la mujer decidió llamar al 911 como precaución, para solicitar un móvil policial. Al llegar a la vivienda, los policías que se habían acercado tras ser alertados por la mujer comenzaron a entrevistar a ella y a su hija en la vereda de la puerta de su casa.

Minutos después, Camacho salió a la calle, donde pidió hablar con su novia, pero la madre de ella le pidió que se fuera y el joven escapó corriendo del lugar. Los voceros indicaron que, tras las preguntas de los efectivos de seguridad, Rosa entró al domicilio e instantes después volvió a salir a la vereda, gritando, luego de encontrar muerto a Topa en el piso de la cocina de su casa.

Al ingresar, los policías constataron que al lado del cuerpo del padrino de la chica había tirado un cuchillo de cocina ensangrentado y que su teléfono celular había desaparecido, por lo que aseguraron la escena del crimen y solicitaron a la fuerza la captura del joven que se había fugado minutos antes. Las primeras averiguaciones dieron cuenta de que la madre de la chica le había comentado la situación a Topa, tanto en relación a las agresiones de Camacho como sobre la denuncia que habían radicado, y que a raíz de ello el hombre también se oponía a la relación que mantenían los jóvenes.

Por ese motivo, los investigadores plantearon la hipótesis de que el joven, al no encontrar a su novia en el domicilio y sí a su padrino, comenzó a discutir con él sobre el tema y lo atacó con un cuchillo que tomó durante la pelea. Camacho fue apresado a la altura del Parque Industrial de Gerli, donde fue sorprendido por los policías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *