Un agente de la Policía Federal, que desarrolla labores de seguridad en la Casa Rosada, mató a balazos, en un tiroteo, a los 2 marginales que pretendieron robarle la moto en la que se desplazaba, en un cruento suceso registrado ayer, en la localidad bonaerense de Villa Fiorito, en el partido de Lomas de Zamora.

Los voceros revelaron que este hecho se produjo a la 1.50 de la víspera, cuando el agente Maximiliano Ledesma arribó, a bordo de una motocicleta, a la finca de su novia, situada en el cruce de Pío Baroja y Recondo.

Trascendió que, en estas circunstancias, aparecieron en escena 2 individuos armados, que amenazaron al funcionario con fines de robo. Ledesma, que se hallaba franco de servicio y vestido de civil, se identificó rápidamente como efectivo policial, impartiéndoles la voz de alto a los delincuentes, luego de extraer su pistola reglamentaria 9 milímetros.

Se originó entonces un breve tiroteo, que acabó con la muerte de los ladrones, que tenían 24 y 18 años. Los hampones residían en esa zona, en el sur del conurbano provincial. Ledesma salió ileso. Los informantes manifestaron que uno de esos sujetos recibió 3 balazos, mientras que su cómplice perdió la vida al ser alcanzado por sendos disparos. A los fallecidos, cuyas identidades se mantienen en reserva por motivos legales, se les incautó una pistola Glock 40.

Ledesma efectúa en la actualidad tareas en dependencias de la Casa Rosada, en la Capital Federal, pero se afirma que los marginales ignoraban, por completo, la condición de efectivo policial de la víctima que habían elegido para despojar del rodado. Intervino en la causa el doctor Juan José Vaello, fiscal en turno de la Unidad Nº 5 de Lomas de Zamora.