Un millón de personas en la peregrinación a Luján

Una multitud participó de la 37º caminata que tiene su destino final a 58,8 kilómetros de la Capital Federal. Desde la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular, organizadora de la manifestación de fe, aseguraron que «una marea humana» caminó hacia la Basílica Nuestra Señora de Luján.

Fuentes policiales consultadas por DyN estimaron esta noche que «más 800 mil personas» pasaron hasta las 19.30 por la plaza central de Merlo y precisaron que seguía llegando «una masa compacta» de peregrinos a esa localidad bonaerense distante a 21 kilómetros de Liniers, desde donde salió la columna principal este mediodía.

«La proyección que hacemos es que serán más de un millón» de personas, indicó un vocero de jefatura distrital de Merlo.

Desde la Comisión Arquidiocesana de Piedad Popular, que organiza la manifestación de fe, no ratificaron ni rectificaron la estimación policial, pero aseguraron que «una vista aérea permite constatar que Liniers y Luján se mantienen conectada durante seis horas por una marea humana».

La columna principal, con la «imagen cabecera» de la Virgen, salió este mediodía -en medio de vítores y aplausos- de la intersección de las avenidas Rivadavia y General Paz, y prevé llegar a Luján mañana cerca de las 7, para participar de la misa que presidirá el cardenal Jorge Bergoglio, en la plaza Belgrano, frente a la basílica.

Allí serán recibidos por la imagen «original» de Nuestra Señora de Luján, que por primera vez desde 1982 será sacada a la calle para que sea venerada por los peregrinos, a raíz de que el templo está cerrado en forma temporal por refacciones.

«Que la Virgen nos ayude a cuidar la vida en todos sus sentidos, para los que no tienen qué comer, están solos o son víctimas de la trata de personas y las drogas», dijo Mario, uno de hombres que lleva sobre sus hombros la imagen cabecera.

Otra mujer que participaba de ese grupo parroquial pidió, antes de salir, «que la bronca no nos borre ni la esperanza ni la paciencia. Madre de Luján nuestra esperanza siempre».

Otro grupo de Trenque Lauquen, compuesto por 43 mujeres, entonaba la tradicional canción mariana: «Ven con nosotros a caminar, Santa María ven».

Antes de salir, los peregrinos expresaron las motivaciones que los llevan a caminar 62 kilómetros para pedir y agradecerle a la Virgen patrona de los argentinos.

Juan, de la diócesis de Gualeguaychú, explicó a DyN que es el decimocuarto año consecutivo que peregrina a Luján y lo hace para pedir «paz, seguridad, amor y por la tranquilidad de la Argentina».

Cecilia, de Neuquén, coincidió en que su intención al caminar es «agradecer y pedir salud, trabajo y por la familia».

«Voy a cumplir la promesa de llegar a Luján, porque mi papá se salvó después de un accidente», dijo Juliana, del barrio porteño de Villa Urquiza, con una bandera argentina en sus hombros.

La expresión de fe popular, considerada la más convocante del país, se enmarcará esta vez en el Año de la Vida dispuesto por la Conferencia Episcopal Argentina ante el avance legislativo de proyectos de ley para despenalizar el aborto.

Los estudiantes del Seminario Metropolitano de Buenos Aires ofrecerán el bautismo a los peregrinos que se encuentren en un camino de formación para recibir este sacramento. Lo harán en un puesto instalado en el Puente de los Escudos, donde se cruzan las rutas 7 y 6.

Los peregrinos cuentan con una fuerte apoyatura sanitaria y espiritual a lo largo del trayecto, particularmente desde Merlo. Desde allí serán asistidos por 5 mil voluntarios que se ubicarán en más de 50 puestos sanitarios, además de otros 12 de apoyo y ambulancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *