UEV Avellaneda en terapia intensiva

Promediando el final de diciembre del 2009, el intendente Jorge Ferraresi inauguraba el Centro Municipal de Emergencia Vial en la Av. Belgrano 2855 de la localidad de Sarandí, en eun lugar muy conocido por los vecinos ya que allí funcionaba el ex hospital de los Bomberos Voluntarios.

El jefe comunal estuvo acompañado por el Secretario de Salud local, Dr. Oscar Fariña, la Secretaria de Gobierno y Seguridad, Dra. Lilian Fernández, y el Presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios y Hospital Privado de Sarandí, Rubén Dionisio.

Tal como destacaron desde el municipio, el Centro contará con tres ambulancias de la Unidad de Emergencia Vial (UEV), dos totalmente equipadas y una de resrva, que funcionarán las 24 horas. Además, habrá otra equipada como Unidad de Terapia Intensiva Móvil (UTIM), para el traslado de pacientes de alta complejidad, que tendrá asiento en el Hospital de Wilde.

También habrá una guardia de Defensa Civil, que trabajará las 24 hs. y contará con móviles que coordinarán la salida conjunta con las ambulancias de acuerdo con cada necesidad.

Asimismo, el Centro Municipal incorporó un sistema de recepción de llamados a través del número telefónico *103 para atender las emergencias en la vía pública las 24 horas.

Este servicio se articulará con el 911, el sistema de seguridad y las unidades de emergencia ambiental del Municipio.

Por otra parte, a ese predio serán trasladados la Unidad Sanitaria Nº 3, que atenderá de 8 a 17 horas; un laboratorio de análisis clínicos y el área de Libretas Sanitarias. En este último caso, el pago de las Libretas deberá ser abonado en la Delegación de Sarandí.

Durante el acto inaugural, fueron presentadas las instalaciones del ex hospital de Bomberos, acondicionadas para brindar servicios médicos ante cualquier situación de siniestro en la vía pública.

El intendente Ferraresi subrayó que la inauguración del Centro refleja «una continuidad de gestión». «Tenemos la necesidad de reconstruir lo que supimos ser y las instituciones solas no pueden, por eso el Estado está presente», sostuvo.

De la ceremonia también participaron la concejal Silvia Cantero, la Directora Provincial de Discapacidad y Políticas Compensatorias, Gladys Pestillo, el secretario de la Comisión de Derechos Humanos del Senado bonaerense, Claudio Yacoy y funcionarios municipales, Yacoy pudo colocar a un colaborador suyo Jorge García como Director Operativo de la UEV.

La realidad actual de la UEV

 

Pasaron los años y la capacidad operativa de la UEV se fue perdiendo, algunos de los móviles se fueron sacando de servicio por distintos factores y se llegó al absurdo de contar con solo una unidad y en malas condiciones, ante cada accidente sea vial o no, el reclamo de los vecinos en las redes sociales se hacia sentir.

Hubo quienes incluso hicieron petitorios y junta de firmas para reclamarle al intendente ambulancias para la atención de las emergencias de salud, la mayor cantidad de vecinos heridos fueron víctimas de delitos, muchos fatales y la impotencia de los vecinos frente a esto recrudecía los reclamos, pero el municipio nunca mostró real interes, por el contrario, algunos móviles que fueron ambulancia se utilizan para movilizar militantes a actos o como se recordarán las dos ambulancias de Avellaneda en Ezeiza para recibir a Cristina Kirchner, que al ser fotografiadas y filmadas las ambulancias generaron un escándalo.

Pero como todo el tiempo pasó y todo siguió igual, por Villa Domínico, en una básica que maneja uno de los laderos del intendente se suele ver a una ambulancia haciendo de mini flete.

Hace poco uno de los medios que suele criticar la falta de ambulancias e incluso destacar la presencia del SAME en la provincia de Buenos Aires publicó que destacaba la velocidad con la que concurrió a un accidente la ambulancia de la UEV y en otra publicación más acertada relataba que ante una descomposición de un vecino la UEV concurrió para el traslado hecho raro que podría deberse a que el afectado era un funcionario municipal, ya que al resto de los vecinos se les niega la ambulancia para traslados de domicilios a hospitales o cuando no se trata de heridos de accidentes viales, una verdadera incoherencia del municipio, ya que la medida sería correcta si se dispusiera de ambulancias de emergencias médicas, pero ni este ni los otros medios a la fecha han mostrado y contado que pasa en la UEV.

Nuestro medio suele recibir denuncias a diario las que se van investigando y con los elementos probatorios necesarios además de la publicación de la investigación periodística, hacemos las presentaciones que correspondan en el ámbito administrativo como judicial a los fines de que se investiguen las irregularidades detectadas, que no solo pasan por la falta de insumos, sino también por las condiciones laborales de los empleados municipales.

En el caso de la UEV, ocurrieron varios cambios que perjudicaron la unidad, el director médico el Dr. Ernesto Graizman fue reubicado luego de algunas denuncias internas quedando a la fecha el cargo vacante, mientras que igual suerte corrió el Director Operativo Jorge García quien terminó en una pequeña oficina en la «municipalidad vieja».

El reemplazo de García fue un ignoto muchacho, Adrián Badia del barrio de Dock Sud, hincha del club de la zona, quien además se define como hincha de Racing, peronista y de Ford y actualmente militante de Jorge Ferraresi, nadie sabe los méritos o estudios para estar a cargo de la UEV donde por debajo de él están médicos que poseen una matricula y una carrera universitaria, dicen que suele comentar que alguna vez estudió medicina y llegó a 2º año, un dato para tener en cuenta es que muchos de los que manejan poder en Dock Sud han salido de «Las Torres», un espacio donde mandan los pesados, nada es casual. Según funcionarios municipales consultados el único mérito de Badia es formar parte de la agrupación del intendente y su esposa Magdalena Sierra.

No hemos leído ninguna publicación o reclamo de parte del STMA, hoy conducido por Hernán Doval, respecto de las condiciones laborales en la UEV donde se denuncia existe un clima incómodo por la forma de manejarse de Badia, pero también una realidad grave como es el estado y equipamiento de las ambulancias, para que se entienda, ¿de qué sirve una ambulancia que carece de equipamiento e insumos a una emergencia?, hoy no hay un desfibrilador funcionando ya que el único que tienen está pinchado.

Pudimos saber que en el Colegio de Médicos Región II de Avellaneda se conoce esta situación, pero a la fecha no han hecho nada al respecto, algo a lo que ya estamos acostumbrados ante denuncias que han recibido.

La falta de equipamiento e insumos es injustificable en un municipio que aseguraba a los vecinos que el traspaso del Hospital de Wilde iba a mejorar el sistema de salud en Avellaneda porque se ahorraban 70 millones de pesos, una cuenta rápida, un desfibrilador ronda los 22 mil pesos y con mayores prestaciones los 40 mil, con el ahorro que hizo el municipio deberíamos tener las ambulancias en excelentes condiciones y más unidades, para peor hoy los vecinos no contamos con la UTIM.

La situación real de la UEV es preocupante, falta de insumos y equipamiento, suciedad de las ambulancias, insuficientes unidades, falta de mantenimiento, sin un responsable médico, denuncias de maltrato laboral de las que nadie se ocupa, el Dr. Parrilla, secretario de salud de Avellaneda, no hace un seguimiento de las dependencias a su cargo?, ignora Parrilla que una ambulancia sin equipamiento no brinda asistencia?, en un municipio donde nadie controla nada, tengo que sospechar que alguna víctima de esto debe existir, pero de eso nadie habla, pero mucho peor a nadie parece importarle.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *