Trabajo en negro y explotación laboral en Vimar

Pasteleros detectó trabajo «en negro» y explotación laboral en la fábrica de alfajores Vimar

El Sindicato de Pasteleros que conduce Luis Hlebowicz detectó trabajo no registrado y personal en condiciones de explotación laboral en la fábrica de alfajores Vimar de distrito de Moreno.

Fue en el marco de una inspección sorpresiva concretada el pasado 29 de mayo en la planta de producción de la firma Toray SA, ubicada en la localidad bonaerense de La Reja.

A pesar que la empresa negó el acceso al establecimiento, la organización sindical constató 28 trabajadores «en negro» tras realizar el relevamiento de personal en la puerta de ingreso al lugar.

Además, durante la acción a cargo del cuerpo de inspectores de Pasteleros, los propietarios de la firma impidieron el egreso de personal siendo retenidos contra su voluntad para que se no sean registrados en las actas, aumentando así el número de trabajadores «mal registrados».

«Es cínica la actitud de los dueños de Vimar, con maniobras escandalosas y privando de la libertad a nuestros compañeros quisieron evitar una inspección laboral y encubrir una situación desastrosa en la empresa. Ahora deberán dar adecuarse a la ley», destacó Marcelo Gasso, secretario de Organización Gremial de Pasteleros.

Además de los trabajadores no registrados, se denunció que una parte del personal realizaba tareas con jornadas laborales de 12 horas y bajo categorías inferiores a las reales con trabajo extraordinario no pago.

Pasteleros inició las presentaciones correspondientes ante el ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires solicitando la intervención en el conflicto instando a la firma Toray SA – VImar a regularizar la registración laboral del personal conforme a la normativa vigente y bajo las previsiones del CCT 739/16 aplicable a la actividad.

«Son 50 familias afectadas por la conducta indolente de la parte empresaria que se niega a dar respuestas y mantener un diálogo para intentar desentrañar la penosa situación de los compañeros», sostuvo Gasso.

En esa línea, la organización relató una maniobra lamentable: tras la inspección, el propietario obligó a 8 trabajadores a firmar la desafectación de la empresa ante escribano público asegurándose que no se activen reclamos en su contra.

A su vez, el gremio alertó sobre casos sospechosos de Covid-19 entre los trabajadores, confirmándose un positivo que en la actualidad se encuentra internado en la clínica de Pasteleros. 

Otros tres casos están siendo analizados tratándose de personal «en negro» y sin cobertura de obra social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *