Trabajadores,residentes y vecinos realizaron un abrazo simbólico al Hospital Lagleyze

Trabajadores del Instituto Oftalmológico Pedro Lagleyze realizaron un abrazo al hospital y cortaron al avenida Juan B Justo al 4100, frente a ese centro de salud, para rechazar el eventual cierre del nosocomio que es de referencia en la atención de la vista.

El abrazo se sumó a las medidas de fuerza que realizan los trabajadores del Instituto desde que el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, firmó la resolución de cerrar preventivamente el instituto cuyo subsuelo fue afectado por las inundaciones que el mes pasado provocó el temporal que azotó a la Capital Federal.

Rodolfo Arrechea, secretario de ATE Capital, denunció que el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri “dividió en cuatro las regiones de salud de la ciudad y pretende que haya dos hospitales por región, es decir reducir de 33 a ocho los hospitales porteños”.

El sindicalista acusó a “Macri de querer hacer negocios con las empresas amigas hasta con la salud, por eso quiere achicar para tercializar servicios que debe prestar el Estado”.

En igual sentido, Juan Bautista Pérez Colman, delegado de la Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), reclamó que “el Gobierno porteño fije una fecha de reapertura de Lagleyze” y denunció la “intención de disgregar a los trabajadores y quitar aparatología”.

La Federación Médica Gremial de la Capital Federal (Femeca) emitió un documento en el que manifestó que los profesionales de la salud “están preocupados y sensibilizados por un posible cierre de Lagleyze, ya que hay antecedentes de cierres de importantes centros como el del Hospital Rawson durante el gobierno militar”.

El presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura porteña, Jorge Selser, destacó que hay pedidos de informes al Gobierno porteño “para que explique la situación y políticas de salud que se están implenentando en la ciudad, que atentan contra los derecho de todos a la atención médica”.

La diputada María Elena Naddeo, de Diálogo por Buenos Aires, señaló que presentó un pedido de informe ante el poder Ejecutivo de la Ciudad “exigiendo que el Ministerio de Salud responda sobre la situación del Hospital que dejó de funcionar el 15 de febrero, por las inundaciones provocadas por las lluvias de esa jornada”.

Naddeo dijo que “resulta indispensable que Lagleyze retome su ritmo y que el Ministerio de Salud porteño adopte las medidas con la urgencia que el caso requiere, a fin de solucionar rápidamente los problemas de infraestructura y poner en valor el edificio”.

En tanto, la diputada porteña por Espacio Abierto por Buenos Aires, María José Lubertino, opinó que “hay un desguace de la salud pública de la ciudad y no hay que permitir que Macri lleve adelante una política de vaciamiento de los hospitales”.

La protesta fue acompañada por médicos residentes y concurrentes, personal de los hospitales Alvarez, Moyano, Tobar García y Durand y adhirieron entre otros, los diputados porteños Francisco “Tito” Nenna y Grabriela Alegre.

Lagleyze atiende a más de 1000 pacientes por día y realiza un promedio de 25 cirugías oftalmólogicas diarias, algunas de alta complejidad.

Los pacientes son derivados al Hospital Santa Lucía y al Durand que, según destacaron los sindicalistas que participaron en el abrazo a Lagleyze “están desbordados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *