“Te amo para siempre” publicó Nahir Galarza tras matar al ex novio

  Este mensaje se pudo leer en la cuenta de Facebook de la joven de 20 años, detenida por el homicidio de su ex pareja. En tanto, la Justicia imputó a la chica luego de que confesara el asesinato, para el cual utilizó el arma reglamentaria de su padre.

El pasado viernes Nahir Galarza, de 19 años, se levantó, desayunó y minutos después eligió una foto de ella junto a su novio, Fernando Pastorizzo, de 20, para publicarla en su cuenta de la red social Twitter con la siguiente frase: “Te amo para siempre”.

Hasta ese momento nada parecía raro, pero pocas horas antes, la policía de Gualeguaychú había encontrado el cuerpo de Pastorizzo, con dos balazos y tirado en plena calle junto a su moto.

Además, el mensaje además decía: “5 años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel”. Debajo de este, comenzaron a llegar los polémicos mensajes

“Lo volvías loco, lo tenías harto hija de puta!! Le pegabas, lo maltratabas, no lo dejabas vivir en paz!! Vas a pagar por todo este dolor puta de mierda”, aseguró Mari.

Por su parte, otra joven escribió: “Me da vergüenza decir que fuiste mi amiga durante años, saber que para Navidad me dijiste que te había matado a palo, donde hiciste que te agarre cuando yo venía así me peleaba con él. Sos una hija de puta, no te mereces nada, solo pudrirte en la cárcel por asesina”.
En tanto, la joven de 19 años que confesó haber matado de dos balazos a su ex novio con el arma reglamentaria de su padre policía en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú fue imputada por el delito de homicidio agravado por el vínculo, informaron hoy fuentes judiciales.

El fiscal Sergio Rondoni Caffa imputó a Nahir Galarza por el “homicidio agravado por el vínculo” en perjuicio de Fernando Pastorizzo, que prevé prisión perpetua, indicaron las fuentes.

De acuerdo con las pericias, lla vaina servida hallada en la escena del crimen coincide con la pistola calibre 9 milímetros del padre de la chica, lo cual reforzó la hipótesis de que haya sido la autora del crimen.

No obstante, los investigadores procuraban determinar de manera fehaciente la relación sentimental entre víctima y victimaria, ya que en el caso de no quedar demostrado esa situación podría caratularse como un “homicidio simple”, cuya pena es de entre 8 y 25 años.

Para el fiscal de la causa, Galarza cometió el crimen de Pastorizzo, ya que los peritos comprobaron que una vaina servida encontrada en el lugar del hecho coincidió con la pistola del padre policía de la joven, agregaron los voceros.

Según las fuentes, la muchacha permanecía hoy en la sala de salud mental del hospital Centenario de Gualeguaychú, aunque se aclaró que esa medida es preventiva y no por una cuestión psiquiátrica.

El hecho se conoció el viernes por la madrugada, alrededor de las 5, cuando Pastorizzo fue hallado sin vida al lado de su moto y con todas sus pertenencias intactas, por lo que se descartó un robo.

Según los primeros datos de investigación, el joven recibió dos disparos efectuados con una pistola calibre 9 milímetros, uno de los cuales ingresó en la zona del corazón con orificio de salida en la espalda.

Además, se encontró una vaina servida y un proyectil sin utilizar pertenecientes a esa arma, mientras que se confirmó que los disparos fueron efectuados a corta distancia.

De acuerdo con lo informado por las fuentes, un remisero que pasaba por el lugar, la calle General Paz al 300, observó un cuerpo tirado en la calle y con el rostro cubierto de sangre, por lo que alertó a los investigadores.

El remisero que encontró el cadáver contó que observó la moto caída “y al lado un muchacho en el suelo y otra persona agachada que supuestamente lo estaba ayudando”.

El hombre explicó que, luego de dejar a un pasajero, regresó al lugar “para ver si podía ser de alguna ayuda”.

“Ya no estaba en el lugar esa otra persona que había visto previamente junto al muchacho caído y que no pude determinar si era un hombre o una mujer, porque a esa hora todavía estaba oscuro, pero al lado de la moto caída había dos cascos. Esa segunda persona, cuando regresé, ya no estaba ahí”, indicó el remisero.

Acerca de la víctima, aseguró que cuando él llegó todavía estaba agonizando, ya que movía la boca, pero debido a que la ambulancia tardó alrededor de media hora, finalmente murió en el lugar.

Pastorizzo, “Fer”para sus amigos, era hincha fanático de Boca y la noticia de su muerte causó conmoción especialmente entre sus ex compañeros de la Escuela Secundaria de Adultos número 10 “Puerto Esperanza”, de la cual había egresado en 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *