Susana Marco, otra concejal de la pavada

Hace mucho tiempo que los concejales de Avellaneda en su gran mayoría o totalidad, vienen desarrollando un trabajo distante de los intereses o beneficios de los vecinos de Avellaneda, en parte por la falta de participación ciudadana en las sesiones del HCD.

Así las cosas, los concejales hacen de las sesiones del Honorable Concejo, un espacio para la pavada, debaten como niños desde la puesta en escena de que exista un supuesto debate, pero la realidad es que lo relevante se acuerda fuera de la sesión pública, es decir, lo que implica millones de pesos se debate en privado, algo contrario a la razón de ser de las sesiones, pero que resguarda el conocer quienes han votado proyectos que terminan generalmente en polémicas.

Mientras otros concejales, los que menos peso político y relevancia tienen, se dedican a presentar proyectos estúpidos y sin beneficios concretos a los vecinos por el solo hecho de justificar su sueldo y el de los «asesores» que siempre sobran por la productividad.

Susana Marco, pareja de Fernando Landaburu, es una política que llegó a ser concejal en medio de un escándalo dentro de la UCR local, donde Landaburu la impuso traicionando a muchos que lo vieron crecer en el partido, incluso la cercanía al poder hizo que Fernando comenzara a tener actitudes muy distantes con su trayectoria, basta con hacer un repaso por su gestión en el PAMI local para ver que carece de gestión y de interés por los afiliados excusándose cuando surgen las denuncias en sus empleados.

La concejal ahora es promocionada por la UCR que controla su pareja, como la impulsora de la Ordenanza que propone el acceso al Wi Fi en los espacios públicos, como las plazas, algo que estaría muy bueno, si las necesidades prioritarias estuvieran cubiertas, Susana parece sigue la lógica de Fernando en lo de dar prioridad a las pavadas, con la inseguridad que existe en las plazas de Avellaneda, es difícil disfrutar de Internet si sos una potencial víctima de robo.

Ni la concejal ni sus pares de CAMBIEMOS han demostrado interés real en trabajar por la inseguridad de los vecinos, fotos con Ritondo y promesas han sido toda su participación en el tema.

Así son los políticos locales, impresentables, afectos a proponer pavadas como lo han hecho concejales del oficialismo en su momento.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *