Solo los miserables pueden usar el miedo de los vecinos y el dolor

Hoy a las 18:00 hs, un aviso por WhatsApp, convocaba a los vecinos de Sarandí a juntarse en la esquina de Villegas y Supisiche para poder hablar de la inseguridad y que «alguien» había conseguido que Crónica se ocupe de cubrir el reclamo, pasadas las 18:00 hs. muy pocos vecinos se habían juntado en la esquina y nadie sabia quien organizaba esta vez, pero la esperanza de ser escuchados los hacia llamar a otros para sumarse.

Un coche traslado a un camarógrafo y un periodista que le aclararon a los vecinos que si no superaban los 10 vecinos se iban, la gente se desesperaba por llegar a superar el número, cuando consiguieron que se fueran sumando, antes de la nota ocurrió un hecho inédito, nunca en los años que llevo en el periodismo fui testigo de una aberración igual, se preguntó quienes iban a hablar y la condición para que la nota se haga fue NO NOMBRAR A NINGÚN POLÍTICO, MUCHO MENOS VIDAL O MACRI, sino la nota se cortaba y no salía.

No es que el periodismo actual este como ya lo vengo mencionando direccionado a la pauta o el cuidar a los poderosos, sino que nunca escuché semejante condicionamiento, esto hizo que muchos cambien el semblante de sus caras, se pincharon, pero poco es mejor que nada y la directiva de los «periodistas» fue que solo digan que hay robos, que tienen miedo, que falta policía, es decir lo que todos sabemos.

Lo que no te cuentan los medios mercenarios, es que la seguridad es un gran negocio, las partidas millonarias que se designan a las fuerzas de seguridad pocas veces se ejecutan en mejorar las fuerzas, así con la excusa de mejorar la seguridad se gastan millones en negociados de los que no se habla, un ejemplo los millones que lleva la provincia gastados en una empresa asesora de seguridad de origen chino que a la fecha ha sido un fracaso, los muertos desde el 2018 están en un record del que tampoco los medios hablan y la policía trabaja con los pocos recursos siendo el «perejil» al que se le apuntan todos los reclamos, que hay corruptos los sabemos todos, que se trabaja con escasos recursos solo los que se dedican a investigar las causas de que nada mejore.

Pero además el requisito no cerraba, los vecinos seguían preguntándose quien había organizado esto y con qué intención si tenían que poner la cara pero sin decir lo que sienten, hasta que apareció el ideólogo de la movida, Marcelo Brunwald, el responsable del seudo medio En La Mira, el que no solo conocía a los periodistas, sino que les susurraba que era lo correcto, llegó sin hablar con ningún vecino y luego de señalarles el final de la nota, se retiró al mismo tiempo que los empleados de Crónica, agradezco haber estado presente como en todas las convocatorias de los vecinos, ya que aún con diferencias con muchos de ellos, me une la preocupación por las familias que quieren seguridad y justicia.

Incluso algunos vecinos me confiaron que este personaje que desacredita la profesión a algunos les dijo que se cuiden de mí, algo que ya hizo en su momento con los vecinos de Wilde y que no le resultó porque a diferencia de él que solo se hace presente cuando tiene un interés personal no solo he estado presente en marchas en Avellaneda sino en toda la provincia de Buenos Aires y he acompañado a familiares de víctimas desde hace más de 25 años, con una trayectoria que trascendió la Argentina, porque uno debe tener criterio y buscar la verdad, he criticado y denunciado funcionarios de gobiernos de Menen, De La Rúa, Kirchner y de Mauricio Macri, mis notas de hace años hoy cobran vigencia y no hay mejor muestra que el tiempo.

Lamento que hoy los vecinos de Avellaneda sean objeto de maniobras políticas, del lado de Ferraresi y del lado de los que buscan rédito en hacerles creer que CAMBIEMOS es un cambio, pero esa objetividad tiene un costo, del lado de Ferraresi haber sido amenazado por su responsable de seguridad Marcelo Rey delante de varios vecinos que son testigos y que el municipio o mejor dicho el intendente no haya tomado ninguna medida, del lado de estos mercenarios que hoy están con CAMBIEMOS y mañana seguramente estarán con el que maneje la billetera intenten desacreditarme con mentiras.

Sepan miserables, que me sobra espalda para aguantar sus operaciones sucias, mis testigos son los propios vecinos, no esos que solo escriben en las redes sociales que muchos no existen y se dedican a provocarme o insultarme, yo estoy donde tiene que estar un periodista al lado del vecino que mueve el culo, el que solo se queja es el que alimenta a políticos sin escrúpulos y los que en la confrontación hacen un negocio.

Lamento la falta de unión de los vecinos en apoyar a los que le dedican tiempo a buscar una mejora que incluye a todos, el otro problema es la falta de información real a los vecinos, depende quien se acerque le dirán que la culpa es del intendente o de la gobernadora, la realidad es que ambos son responsables, ambos intentan usar el miedo y el dolor con fines políticos, total son los vecinos de un barrio X, porque la inseguridad no es algo que solo ocurre en Avellaneda, la provincia es insegura, en lugar de ocuparse de verdad inventan procedimientos, mienten con una supuesta lucha contra el narcotráfico, pero las mentiras no se pueden sostener.

Mi aporte para esos vecinos valientes es contar la verdad, en la que estuve presente, no como otros personajes que desinforman a los vecinos, que se excusan diciendo me lo pasaron así o son incapaces de administrar las páginas que crearon supuestamente para los vecinos o los grupos de redes sociales donde los vecinos se enfrentan porque las reglas no son ni justas ni claras, donde hay censura a algunos comentarios.

Nadie puede arrogarse el decidir que vecino sí y que vecino no, insisto, hay que buscar la unidad de los vecinos, porque el balazo no distingue entre ideologías políticas, es muy cómodo jugar desde tu casa al señor FORO de seguridad como hace Marcelo Frecha sin poner la cara, sin dar explicaciones a los vecinos, o como el otro impresentable que ni pregunto a los presentes qué querían contar.

Los felicito señores vecinos a todos los que fueron a la convocatoria, que no los desanime el hecho de que un «medio grande» les dé el guión de lo que se puede decir, ustedes dieron un paso cívico importante, ejercieron su condición de ciudadano, la Constitución Nacional en su Art. 14 Bis les garantiza el derecho a peticionar ante las autoridades, no aclara la Constitución a quienes sí y a quienes no. Se equivoca Ferraresi al no estar con los vecinos en los reclamos, se equivoca Vidal al dejar que personajes que se identifican con CAMBIEMOS hagan estos papelones.

Los políticos PASAN, los vecinos quedan, hay que honrar a las víctimas y sus familias con hechos y no con palabras.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *