Sindicato del Seguro: acorralado por las denuncias, Martínez anticipa las elecciones y da un paso al costado

Mientras avanza la investigación por la estafa de 1200 millones de pesos al gremio, su titular resolvió adelantar los comicios y confirmar que dará un paso al costado. Se esperan resoluciones judiciales y se abre la disputa por la sucesión.

Un escándalo de proporciones mayores se había desatado semanas atrás en el Sindicato del Seguro que comanda Raúl Amancio Martínez y había dejado expuesta una presunta trama de corrupción, sobre la que ya está actuando la justicia federal. El monto de la defraudación investigada supera los 1.200 millones de pesos. Una locura.

La presión de los afiliados, el quiebre que produjo la exposición mediática del escándalo en la conducción que todavía permanecía del lado de Martinez y el avance del expediente en Comodoro Py, detonaron ahora que el secretario General resuelva adelantar los comicios y buscar una salida “elegante”.

Es que días después de que circulara su foto ingresando a declarar en tribunales en absoluta soledad, Martinez comunicó que el 28 de este mes será congreso de renovación de autoridades y que prescindirá de ir por un nuevo mandato. Se trata de un renunciamiento precipitado por la debilidad y por los rumores que se instalaron fuerte sobre lo que puede ser el futuro judicial del sindicalista y del gremio.

La investigación judicial se centra en una presunta estafa sobre los fondos de la Obra Social sindical (OSSEG), luego de que la conducción lograra que se declare inconstitucional un decreto firmado en 1995, por el entonces presidente Carlos Saúl Menem, que cortaba un aporte que las empresas realizaban para la salud de los afiliados.

Por una ley de 1972 las firmas de la actividad aportaban una contribución del 0.50% sobre las primas de cada seguro rubricado para la obra social del gremio. Eso fue dado de baja por el mencionado decreto (luego prorrogado por otros DNU), pero tras dos instancias la justicia ratificó la vigencia de lo previsto por ley.

Ese juicio fue llevado adelante por el Dr. Carlos Alberto Miodownik Vera, por entonces Gerente de Legales de la Obra Social. El abogado mantuvo una relación de dependencia laboral con la OSSEG por más de 12 años, sin embargo una vez que se ganó el juicio Martinez y el presidente de la obra social, Orlando Francisco Fariña, firman un convenio con el estudio privado del letrado por el que se comprometieron a pagarle más de 1.200 millones de pesos por su trabajo.

Miodownik Vera, que ya cobró más de 600 millones de pesos, además siguió trabajando en relación de dependencia y cobrando de ambas organizaciones. De hecho fue cesando en su tarea el 23 de marzo de 2018 y hasta cobró una indemnización por los años trabajados.

Cuando comenzaron a girarse cheques exorbitantes, parte de la conducción del gremio empezó a preguntar a qué se debían. Ahí descubrieron el convenio de honorarios de Miodownik Vera y llevaron el caso a la justicia.

El promotor de la denuncia es Miguel Angel Mendez, actual secretario Adjunto del gremio, y la causa está en manos de la jueza María Servini.

Ahora, el sector que comanda el propio Mendez es el favorito para encarar la renovación en el sindicato por el respaldo que cosechan en las bases y la legitimidad que consiguieron al no avalar la maniobra defraudatoria.

Fuentes sindicales remarcan que en el entorno de Martinez apuestan a la figura más pública de la organización, Jorge Sola, como continuador del legado del oficialismo. Le habría ganado la pulseada a Salvador Bianco y sería el elegido para ser su candidato a Secretario General.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *