Sergio Schoklender afronta insólita multa de $750 por no pasar alimentos

Tiene una hija en Tucumán que ya cumplió 20 años y sólo lo vio una vez, aunque él no le dirigió la palabra.

Sergio Schoklender afronta hace 7 años un juicio por alimentos en Tucumán. La Justicia le ordenó depositar todos los meses $10.000 para su hija y donar a una institución de bien público $300 por mes en «insumos».

A cuatro meses del acuerdo, aún no le envió dinero a su hija. El juez tucumano lo «castigó» con una multa insólita: 750 pesos.

La ley 13.944 de «incumplimiento de los deberes de asistencia familiar» estipula prisión de hasta dos años o multas de hasta $25.000 para los que incurran en ese delito. Algo muy por el contrario debió afrontar Schoklender.

Madeleine estudia Derecho en Tucumán y este lunes dio la última materia con la que pasó a tercer año de la carrera. Es hija de Sergio Schoklender y de María Belén Schneer, quien conoció a Schoklender en 1995, cuando éste fue a presentar un libro a Tucumán tras cumplir la condena por el doble crimen de sus padres.

En 2010 Schoklender pagó una mensualidad de 2.000 que duró 4 meses tras estallar el escándalo por el desvío de fondos en la Fundación y alegó que no podía seguir pagando porque estaba «quebrado».

Schoklender acaba de decirle al juez tucumano que tampoco ahora puede depositar la suma exigida porque le ordenaron hacerlo en una cuenta del Banco Macro y en la localidad santafecina de Pérez, donde vive, no hay sucursales de esa entidad. La Justicia ordenó entonces que lo haga en un Banco Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *