Según estudio, el color del auto influye en la cantidad de accidentes

  Una investigación revela que algunos tonos, como el negro, son más propensos a protagonizar choques. Además, denotan ciertas características del conductor.

Una investigación de la Universidad de Auckland aporta una información valiosa a las aseguradoras: los automóviles de ciertos colores son más proclives a sufrir accidentes que otros. Especificó que los vehículos pintados en color marrón, negro y verde sufren más colisiones que los autos de color gris, rojo o amarillo. Y puntualizó que las unidades gris plata tienen en comparación 50% menos de probabilidades de participar de un siniestro que los blancos, rojos y amarillos.

La elección de los colores obedece a una expresión de la personalidad del consumidor. La compañía de seguros Arval realizó una investigación en 2014 que contrastó los aspectos de la identidad con las condiciones demográficas, el estilo de vida y las tonalidades de los vehículos. Determinó que los dueños de autos blancos tienen un promedio de 38 años y pueden ocupar puestos jerárquicos en sus trabajos. Mientras que aquellos que son propietarios de autos de color negro, con una media de 41 años, se perciben personas abiertas a nuevas experiencias, inteligentes y creativas.

Los que conducen un auto azul -dice el estudio- son empáticos y objetivos y su edad ronda los 45 años. Los que eligen unidades de color verde adoptan un perfil introvertido y materialista.

El color rojo denota a un conductor introvertido pero con tendencias impulsivas; el gris metalizado indica estabilidad emocional y poca propensión a la ansiedad; el verde suele pertenecer a personas felices; y el beige o el marrón son los más elegidos entre personas jóvenes y tímidas.

En la Argentina, el rojo es el preferido de los conductores argentinos pero no el más popular. La investigación, gestionada por Axalta Coating Systems -proveedor global de pinturas líquidas y en polvo- y realizada por la consultora Voices!, comprendió una muestra representativa de mil ciudadanos de entre 16 y 50 años en agosto de 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *