San Justo:Protesta de trabajadores de perfumerías Pigmento

Perfumería-Pigmento-San-JustoCon el apoyo de la CTA Matanza, los trabajadores de la firma Perfumerías Pigmento junto al personal jerárquico que adhirió al reclamo, todos nucleados en el sector Comercio y Servicios de la Central de Trabajadores de la Argentina llevaron adelante una manifestación en las puertas de una de las sucursales que la cadena posee en la Avenida Arieta al 3400 de la localidad de San Justo, en la Provincia de Buenos Aires. Mariela Quipildor , gerente del local donde se llevó a cabo la medida de fuerza contó que «los gerentes estamos para dirigir el trabajo, administrar, gestionar, no para llevar a cabo desiciones que perjudican a los trabajadores que dirigimos. 

La situación en nuestro local que es la de toda la cadena es triste porque nos obligaron a llegar a esto». Por su parte Melisa Castillo subgerente del local, atravesando su sexto mes de embarazo agregó «nos sumamos al reclamo de nuestros compañeros porque es totalmente legitimo, y nadie puede decirnos que no hemos informado, porque lo hemos hecho todo el tiempo, nunca fuimos tomados en cuenta, y esa falta de respuestas se fue convirtiendo en una total falta de respeto y no estábamos dispuestas a seguir trasladando esa falta de respeto a los trabajadores que dirigimos».
En represalia, la empresa resolvió en los últimos días suspender a la gerente principal porque alega que ella debió comunicar todo lo que estaba sucediendo en lugar de sumarse al reclamo y comenzar a realizar traslados del personal. El escrache se realizó como advertencia frente a las represalias que la empresa intenta aplicar sobre los trabajadores que han reclamado de forma plurindividual que su empleador regularice los incumplimientos convencionales.
La cadena de cosméticos, si bien no ha ejecutado despidos, notificó traslados del personal en conflicto lo que mantiene en estado de alerta a la CTA. En diálogo con Radio Universidad, uno de los empleados, Félix Noguera, señaló que desde la empresa les dijeron «que no iban a cambiar las cosas este año y que no iba a haber aumentos». Según relató, «después de varias audiencias en el Ministerio de Trabajo sin respuesta, se decidió adoptar esta medida de fuerza».
Los trabajadores exigen mejoras salariales, una jornada laboral de ocho horas y reclaman el pago «como personal jerárquico a la gerente y a la asistente, quienes cobran como si fueran vendedoras». Félix denunció que «las cosas aumentan pero el salario sigue siendo el mismo y en negro». En un principio la empresa se mostró con intención de dialogar con Comercio CTA, fue así que envió a una letrada Graciela Susana Stutman, quien se presentó como una simple profesional que representaba legalmente a la firma. De las reuniones surgieron maniobras de dilate y subestimación del reclamo.
Luego resultó ser que Stutman además de abogada de la denunciada, es socia en una de las razones sociales que empleó en un principio a los trabajadores en conflicto, hasta convertirse todas ellas en un conglomerado de sociedades empresaria, al mismo tiempo que tiene participación activa con cargo en sociedades y empresas con otros dueños de la cadena que deberán responder económicamente ante sus trabajadores.
En esa línea de desprolijidades éticas que deben importar a un profesional del derecho, días pasados la empresa afectada por la nota de prensa subida al Blog de Comercio CTA “Perfumerías Pigmento: Algo Huele Mal” intimó a CTA a retirarla de la red, allí se denuncia los derechos que la firma vulnera en todas y cada una de sus bocas. La publicación se fundamenta en la documentación facilitada por los trabajadores además de la denuncia firmada por todos los trabajadores y presentada ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, además de sendas cartas documentos enviadas por el personal tanto a la empresa como a la AFIP.
La paradoja fue descubrir que tanto la abogada de la firma como su socio Isaac Luztker otro de los dueños de Pigmento, firmaron en 2009 la solicitada de Carta Abierta en apoyo a la ley de medios por la libre expresión titulada: «A LOS SENADORES Y AL PUEBLO DE LA NACIÓN».
El comportamiento empresario de Pigmento deja entrever que las “tramoyas” que revelan los recibos de sueldo no son hechos fortuitos sino que responden a una política de evasión donde cada trabajador deja de percibir alrededor de dos mil pesos al mes en concepto de horas extras y categorización indebida. Es en este contexto de alto nivel de precarización salarial y de evasión previsional, que la empresa quiere seguir teniendo a sus 850 trabajadores, apelando a todas las artimañas tan burdas como conocidos en empleadores que no actúan de buena fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *